Trading

Alarma en el Santander. Las proyecciones bajistas sitúan la acción en los 1,5 euros

La presión bajista crece sin parar en el Santander, que rompe un triángulo bajista con proyecciones de caída hasta los 1,5 euros.

La banca del IBEX 35 dispara sus provisiones y cambia su perspectivas de futuro

La pandemia del coronavirus se lleva por delante las cotizaciones de la banca española, y entre ellas la del Santander, que toca mínimos de 25 años y afronta un panorama técnico muy complicado.

El movimiento del Santander “responde técnicamente a la ruptura de una formación de triangulación simétrica de continuidad bajista, cuya proyección teórica apunta hacia niveles de 1,55 euros”, dice Eduardo Faus, analista de Renta 4 Banco.

La tendencia bajista “es muy clara”, recuerda Miguel Momobela, analista de XTB, mientras apunta que, psicológicamente, se perdió la última barrera que no se pensaba que podría caer, los 2 euros por acción.

Esta zona era última esperanza que “le quedaba al inversor tradicional de banca para empezar a plantearse el empezar a deshacer posiciones”, recalca este experto.

Es un nivel importante, y de hecho, el Santander “aceleraba la corrección” tras ceder los 2 euros en cierre semanal, apunta Josep Codina, analista de INVERSIÓN y finanzas.com.  

En su opinión, la tónica negativa continuará, y es más, en los mínimos intradiarios ya ha perdido los 1,90 euros, con el agravante de que son nuevos mínimos anuales.

santander tecnico renta 4 21 abril
Santander, ruptura del triángulo. Gráfico Renta 4 Banco

Por lo tanto, “puede confirmar un patrón de continuación que presenta un objetivo teórico por debajo del que se alcanzó en los mínimos de 2009” y que Codina sitúa ahora en ligeramente por encima de los 1,75 euros.

En esta zona de soporte relevante, los 1,75 euros, “tendrá su prueba de fuego”, añade José Luis Herrera, analista técnico independiente.

¿Qué más leer?

Santander. El precio de la acción cae a mínimos de 25 años

Aunque pudiera momentáneamente perforarlo, “habrá que ver un cierre diario por encima para pensar en un rebote”, apostilla este analista.

Faus coincide con este diagnóstico cuando señala que el precio encuentra un “importante soporte” entre los 1,75 y los 1,87 euros. No en vano, esta es la franja que ha venido deteniendo las caídas de los años 1987, 1988, 2003 y 2009. Está por ver si resistirá ahora la presión bajista y la presentación de resultados.

santander tecnico renta 4 21 abril bis bueno
Perspectivas técnicas del Santander, por Renta 4 Banco

Del mismo modo que en el corto plazo se ha activado, con el permiso del soporte de los 1,75 euros, una proyección bajista teórica en 1,55 euros, “en el medio plazo subyace otra proyección bajista teórica hacia niveles de 1,3 euros”, recuerda Faus. Así que las cosas todavía podrían ir a peor.

¿Qué hace falta para remontar?

Para salir de esta situación crítica, Codina considera que “el primer paso es recuperar los 2 euros y buscar anular el patrón de continuación. Para eso, es imprescindible “superar de forma consistente y con intención en cierre semanal la zona de los 2,35 euros”, dice Codina.

Y para pensar en la formación de un patrón de suelo, el Santander necesita quedar por encima de los 2,50 euros. A partir de ahí, “puede ser interesante pensar en entrar en el valor con riesgo y el stop ceñido”, remacha Codina.

Los resultados, a la vuelta de la esquina

Sin embargo, no hay que olvidar que el banco, al igual que el resto de entidades españolas, está a punto de presentar resultados. Sus cuentas llegarán el martes 28 de abril.

Se esperan menos ingresos y más provisiones, pero las cifras finales podrían ser mayores, lo que incrementaría la presión bajista sobre la acción.

El precedente de los bancos estadounidenses no fue precisamente alentador. Sus cifras mostraron cómo el coronavirus ya pasa factura el sector, que se ha visto muy penalizado por la recomendación del BCE de suprimir los dividendos.

De hecho, el Santander ya acordó hace unos días suprimir los dividendos de 2019 y 2020. Ello “aleja aún más a los ahorradores tradicionales”, recuerda Codina.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

¿Qué más leer?