Renta variable

Gestores y bonus. La historia que hay detrás del cierre de las bolsas

Acusan a gestores que pueden ver peligrar sus bonus de liderar un movimiento para cerrar el mercado

Bolsa de Madrid./ EFE

La noticia de que podría haber un cierre global de las bolsas en pocas semanas debido al hundimiento que el coronavirus ha producido en los mercados financieros es un rumor “muy interesado lanzado por gestores que no quieren ver peligrar sus bonus”.

Así afirman off the record expertos financieros que aseguran que este rumor lo han lanzado “gestores de carteras que cobran sus bonus en abril y mayo y que temen que si siguen cayendo las bolsas sus primas se evaporarán. La solución, que cierren. Este interés es el que está alimentando un bulo que no se va a producir”, aseguran.

La única vez que la bolsa dejó de operar en España fue durante la Guerra Civil. Ni el atentado de las Torres Gemelas, ni la caída de Lehman Brothers, ni el 11 M consiguieron cerrar los mercados.

Además, según los expertos, este cierre no cambiaría las causas de la caída de los mercados y generaría mayores problemas de los que podría solventar, ya que el mercado perdería liquidez y nadie podría vender sus activos en caso de necesidad. Añaden que “no existen precedentes al respecto y que en ningún momento se ha planteado esta posibilidad de forma realista”.    

La única vez que la bolsa dejó de operar en España fue durante la Guerra Civil

También, Miguel Ángel Bernal, profesor de la Fundación de Estudios Financieros, concede una probabilidad muy baja a que el cierre se produzca, “solo un 5%, ya que se trata de una medida muy extrema”. Considera que de llevarse a cabo la iniciativa tendría que ser a nivel global, con el acuerdo de las principales bolsas mundiales como Nueva York, Japón, Reino Unido y Alemania, lo que considera “complicado”.

Y más si se tiene en cuenta que el presidente de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, Jay Clayton, y la presidenta de la Bolsa de Nueva York, Stacey Cunningham, han manifestado que la Bolsa debería permanecer abierta a pesar de las caídas de las últimas semanas.

El poder de la CNMV

La única institución que puede decidir el cierre de los mercados es la CNMV y, por ahora, sus responsables prefieren no pronunciarse con claridad al respecto. Tras ponernos en contacto con ellos señalaron que “desde la CNMV seguimos la evolución de los mercados y utilizaremos las herramientas que la legislación nos da si lo consideramos necesario”. Eso sí, nos dijeron que si toman alguna decisión al respecto: “Informaremos”.

También BME, el operador de los mercados de valores y sistemas financieros en España, podría tomar medidas en caso de que la infraestructura de mercados se viera afectada por situaciones excepcionales como terremotos o graves ciberataques, pero no es el caso.

Según manifestaron fuentes de BME a Finanzas.com, “los mercados están operando con total normalidad y las infraestructuras de mercado están absolutamente preparadas para operar sin ningún problema”.

Frente al coronavirus han puesto en marcha un plan de contingencia para que todos los empleados que puedan trabajar desde casa lo hagan y han implantado unos servicios mínimos físicos para “que todo funcione como siempre y así lo está haciendo”.

Prohibidas las posiciones cortas

Por su parte, la CNMV está tomando medidas que frenen las consecuencias del coronavirus en los mercados. Entre ellas destaca la prohibición, a partir de hoy y hasta el 17 de abril, de realizar operaciones sobre valores e instrumentos financieros que supongan la constitución o el incremento de posiciones cortas netas sobre acciones admitidas a cotización en el Mercado Continuo y en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB).

Según el supervisor de mercados, esta medida ha estado motivada por “la situación de extrema volatilidad que atraviesan los mercados de valores europeos, incluyendo los españoles, su evolución en el contexto de la situación creada por el Covid-19 y el riesgo de que en las próximas semanas puedan producirse movimientos de precio desordenados”.

La prohibición afecta a cualquier operación sobre acciones o relacionada con índices, incluyendo operaciones de contado, derivados en mercados organizados y derivados OTC, que suponga crear una posición corta neta o aumentar una preexistente, aunque sea de forma intradiaria.

La medida ha sido muy bien acogida por los expertos, a juicio de Miguel Ángel Bernal, “cercenar la posibilidad de abrir nuevas posiciones cortas quita una gran presión al mercado y, aunque yo defiendo que no se pongan límites a los mercados, en estos momentos de pánico total y de incertidumbre absoluta puede ser una buena medida”.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.