Renta variable

Rebote tras la tormenta y alta volatilidad en el IBEX 35

El IBEX 35 avanza alrededor del 2% con fuerte volatilidad, tras desplomarse ayer más del 8%. En Europa, las subidas no pasan del 1%. El mercado sigue muy pendiente de la crisis del coronavirus

Bolsa de Madrid

El IBEX 35 comenzó la sesión con alta volatilidad y un rebote que ronda el 2% y le deja en los 7.800 puntos, reacción moderada teniendo en cuenta que ayer se desplomó un 8%. Lo mismo para en Europa, donde el Ftse Mib italiano apenas gana el 0,5%, por un 1% que avanzan el Cac y el Eurostoxx50. 

En la sesión asiática, el Nikkei rebotó al cierre el 0,85% y tanto el Hang Seng de Hong Kong como el CSI300 de China avanzan en torno al 2%. En los otros mercados, el petróleo de tipo Brent se revaloriza más de un 7%, después de marcar una superior al 30% en intradía, el mayor retroceso desde la guerra del Golfo, y cotiza en 36,9 dólares por barril.

Dentro del iBEX 35, los mayores avances son para IAG y Repsol, ambos en torno al 2%, mientras que Cellnex, Ferrovial, BBVA, Sabadell o Siemens Gamesa lucen ganancias del 1%. Por abajo, las mayores caídas, del 1%, son para Meliá Hoteles o Merlin Properties. 

En la agenda de hoy, estas son las principales citas

  • Eurozona: La principal referencia es el dato de PIB del cuarto trimestre, para el que se espera un crecimiento del 0,9% en tasa interanual.
  • Los Estados Unidos: No hay datos relevantes
  • España: El INE difunde datos sobre la evolución del precio de la vivienda en el cuarto trimestre de 2019.

Contexto:

Los mercados de valores mundiales se toman un respiro tras la tormenta que provocó el miedo a la expansión implacable del coronavirus. Las medidas para hacer frente a la epidemia, incluida la cuarentena ampliada a todo el territorio italiano, tendrán un elevado coste económico para las empresas y el PIB de los estados.

Para complicar las cosas, la guerra de precios desatada entre Rusia y Arabia Saudí tumbó los precios del petróleo, lo que contribuyó a acelerar las caídas. Y de remate, el mercado de bonos se sumó al desplome, generándose la tormenta perfecta.

Las bolsas apuntan hoy al rebote, pero es lo normal, lo esperable tras un desplome como el vivido ayer. La historia sin embargo dice que no hay que confiarse, porque estas subidas en un mercado cogido con alfileres y dominado por el pánico suelen tener poco recorrido, como así se vio tras la quiebra de Lehman Brothers.

Con todo, los futuros de Wall Street se han animado cuando Donald Trump ha anunciado algunas medidas fiscales para los trabajadores y las pymes cuya acitividad se vea afectada por el coronavirus. Las políticas fiscales serán importantes, quizás más que las monetarias pero tampoco son la panacea en una situación de pánico.

Ayer se vio que muchos inversores "capitularon" o comenzaron a hacerlo, dicen los analistas de Link Securities. Es decir, optaron por deshacerse de forma indiscriminada de sus posiciones de riesgo, especialmente en renta variable y bonos. 

Los inversores descuentan claramente que las medidas tomadas para mitigar el impacto del coronavirus pasarán factura a las empresas y al PIB. Es decir, hay escasa visibilidad sobre lo que puede pasar con las cuentas de resultados en los próximos meses. 

Y en este contexto, es complicada pensar que las bolsas se van a calmar. Además, como recuerdan en Link Securities, "las medidas adoptadas por los distintos gobiernos no están siendo capaces de tranquilizar ni a la población ni a los mercados, que ven en ellas, en muchos casos, claros ejemplos de pura improvisación". 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.