Renta variable

Coronavirus y guerra de precios: el petróleo sufre su mayor retroceso desde la Guerra del Golfo

La combinación del coronavirus con la ruptura de relaciones entre la OPEP y Rusia lleva al petróleo del tipo de Brent a su mayor retroceso desde la Guerra del Golfo

aramco crudo explosicon

El barril de crudo de Brent, referencia en el Viejo Continente, se hunde el lunes un 20%, por debajo de los 35 dólares, en una nueva jornada de extrema volatilidad en el mercado de crudo.

La cotización del oro negro se ve lastrada por dos hechos. Por un lado, el coronavirus que arrasa a todos los mercados de renta variable los cuales se van infectando unos a otros. Por otro lado, los inversores temen la ruptura de relaciones entre la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y Rusia que lleve a una guerra de precios entre Moscú y Riad.

¿Qué más leer?

Petróleo. "Guerra total" de precios impulsada por Arabia Saudí

El fin de la conocida como OPEP+, formada por la OPEP y otros 10 productores independientes de petróleo, supone que desaparezcan el consenso y acuerdo global para controlar la producción diaria de crudo.

Bajo este marco, en el que Rusia no acepta el recorte de la producción en 1,5 millones de barriles diarios, Estados Unidos podría beneficiarse de este hecho puesto que la OPEP+ lleva 3 años trabajando de la mano contra los intereses estadounidenses.

Esta ruptura supone que Riad y Moscú buscarán ir eliminando individualmente a competidores

Aunque parece que Arabia Saudí tiene las de ganar: su producción es más rentable, potente y eficiente que las de Estados Unidos y Rusia, aunque a favor de Estados Unidos está el hecho de que Riad intentó en 2014 acabar con los productores de fracking y los estadounidenses acabaron como líderes mundiales en este tipo de producción.

Además, La petrolera saudí, Aramco, está decidida a doblar su producción, aunque vaya en contra del recorte acordado por la OPEP, si se desata la guerra total de precios entre Riad y Moscú.

Tensiones previas

Ya antes de la reunión, la cual comenzó el jueves, las tensiones entre Arabia Saudí, cabeza visible de la OPEP, y Rusia, líder no facto de los productores independientes, era latente.

Los sauditas, según adelantó Bloomberg, hablaron de un recorte mínimo de un millón de barriles al día.

Bajo esta idea el ministro de Petróleo de Arabia Saudí, Abdelaziz bin Salmán, se reunió con su homólogo ruso, Alexandr Novak, para intentar convencerle sobre su propuesta. Novak rechazó la propuesta.

Y es que los productores fuera de la OPEP no deseaban un recorte tan grande puesto que, de hacerlo, perderán  mucha cuota de mercado. Por tanto, la guerra de precios entre ambos actores acaba de comenzar.

Los analistas de Goldman Sachs estiman que esta guerra de precios llevaría al Brent a los 20 dólares por barril

Pero Goldman Sachs no es la única voz pesimista sobre el crudo. IHS Markit cree que la demanda de petróleo caerá durante los tres primeros meses de 2020 un ritmo superior a los de la crisis financiera de 2020 en el primer trimestre de 2020

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses