Renta variable

IBEX 35. El coronavirus, los bonos y el petróleo engendran la tormenta perfecta

El hundimiento del petróleo, el coronavirus y la tormenta en el mercado de bonos son demasiado para el selectivo español

Personal sanitario italiano en el Hospital de Padua haciendo tests para detectar el coronavirus en Italia. Foto: Efe
Personal sanitario italiano en el Hospital de Padua haciendo tests para detectar el coronavirus en Italia. Foto: Efe

Las bolsas mundiales vivieron una jornada de pánico vendedor por la conjunción de cuatro factores: la guerra por los precios del crudo entre Arabia Saudí y Rusia, la propagación del coronavirus en España e Italia, la huida de capital hacia la renta fija soberana y el nerviosismo creciente en los Estados Unidos por la expansión del Covid-19 dentro de sus fronteras

Al cierre, el IBEX 35 perdió el 7,96%, hasta los 7.708,7 puntos y el FTSE MIB de Milán retrocedió el 10%. En la Bolsa de Nueva York se activó el mecanismo automático de suspensión de cotización debido a las fuertes caídas.

Los bonos nacionales de los Estados Unidos a 10 y 30 años registraron rentabilidades mínimas récord y el precio del barril de Brent, referencia en Europa, perdiese más de 20 dólares en unas pocas horas.

Las 11 razones del desplome bursátil

  1. Batalla campal por el petróleo: los nervios se dispararon por la guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia.
  2. El petróleo Brent se desplomó el 17% al cierre de las plazas europeas, hasta los 37 dólares por barril. En algunos momentos, el crudo llegó a caer más del 30%, el mayor desplome intradía desde la Guerra del Golfo.
  3. Coronavirus: la cuarentena decretada en Italia desató las ventas a primera hora.
  4. El dato de contagios en España, que supera el millar de casos, aceleró las ventas en el IBEX 35.
  5. Las bolsas descontaron una recesión más profunda de lo esperado.
  6. Mercado de bonos: la huida de los inversores hacia el refugio de los bonos disparó sus precios y tumbó sus rentabilidades.
  7. El rendimiento del ‘Bund’ alemán se colocó por debajo del -0,85%.
  8. La rentabilidad del bono de los Estados Unidos se colocó por primera vez en la historia por debajo del 0,5%.
  9. Nervios en los Estados Unidos. La combinación de todos estos factores colapsó a Wall Street, donde las cotizaciones fueron suspendidas al saltar el mecanismo que se activa automáticamente en los grandes desplomes.
  10. El mercado de bonos descontó, al igual que en Europa, una recesión más intensa de lo esperado.
  11. Los futuros otorgan una posibilidad del 80% de la Fed recorte los tipos la semana que viene.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.