Renta variable

Los inversores de Wall Street se olvidan de la bolsa europea

Todos los inversores que se quejan del precio de las acciones estadounidenses no se fijan en el barato mercado europeo

Los inversores están comprando indiscriminadamente, en especial lo que ha quedado descolgado, al descontar el mercado una rápida recuperación

Todos los legendarios inversores de Wall Street que se quejan de lo caras que están las acciones no tienen a Europa en el radar.

El índice Stoxx Europe 600 se ha quedado rezagado en la reciente recuperación del mercado de renta variable, subiendo un 18% desde el mínimo de marzo en comparación con una ganancia de alrededor del 30% de los indicadores de Estados Unidos.

"La renta variable europea ha tenido un rendimiento muy inferior al de Estados Unidos en lo que va del año", dice Alberto Tocchio, director de inversiones de la firma suiza de gestión de patrimonios Colombo Wealth SA. 

"Nos estamos volviendo cada vez menos pesimistas en los sectores de valor europeos (automóviles, financieros), principalmente debido al ligero posicionamiento de los inversores y valoraciones fundamentales".

Los comentarios de Tocchio contrastan con los de los inversores Stan Druckenmiller y David Tepper, quienes han dicho que la ratio riesgo-beneficio es la peor que han encontrado en años.

Suben las tecnológicas 

La fuerte revalorización de los gigantes de la tecnología, como Amazon.com Inc. y Alphabet Inc., han llevado al índice Nasdaq cerca de máximos históricos, mientras que el índice de referencia europeo cotiza a aproximadamente una cuarta parte de esa valoración.

Las razones por las que el mercado europeo está barato son conocidas y existían mucho antes de la crisis del coronavirus: tensiones políticas y económicas en varios miembros de la Unión Europea, crecimiento tibio de las ganancias en relación con los Estados Unidos- Y composición del índice que está muy expuesta a sectores cíclicos y de valor. 

Las razones por las que el mercado europeo está barato existían antes de la crisis del coronavirus

Sin embargo, las principales economías europeas, como Alemania, también se encuentran entre las primeras del mundo desarrollado en levantar el confinamiento, y la baja exposición del mercado al sector tecnológico puede convertirse en una bendición si los inversores se apresuran a salir de las costosas acciones tecnológicas de los Estados Unidos.

Crecimiento y valor

La división entre los fanáticos bursátiles de Estados Unidos y Europa se reduce en última instancia al prolongado debate entre crecimiento y valor. 

Durante el reciente repunte del mercado, las compañías defensivas y aquellas que pueden mostrar un fuerte crecimiento de las ganancias, como la tecnología y la atención médica, han superado a las compañías más baratas que dependen en gran medida del ciclo económico y los productos básicos, como bancos, petróleo, fabricantes de automóviles y mineros.

A medida que las principales economías comienzan a aliviar sus bloqueos y se espera que la recuperación tome algún tiempo, muchos estrategas, incluidos los de JPMorgan Chase & Co. y Citigroup Inc., recomiendan seguir con industrias defensivas y de crecimiento más seguras y dicen que las acciones cíclicas y de valor continuarán con un rendimiento inferior. 

Esto pone al mercado europeo en desventaja porque tiene una amplia presencia de estas últimas.

Algunos expertos confían en una fuerte subida de las acciones europeas que están más baratas

Pero Europa podría convertirse en ganadora si la economía global se recupera en forma de V una vez que las empresas puedan reabrir y los consumidores reanuden el gasto. 

Para ayudar a impulsar la recuperación después de la crisis, los responsables políticos europeos están tomandos medidas para relajar aún más las normas contenidas en la directiva MiFID II.

Rendimiento superior

Los estrategas de Credit Suisse Group AG, liderados por Andrew Garthwaite, aseguran que las acciones más baratas en la región pueden tener un rendimiento superior en el corto plazo porque el crecimiento parece "sobrecomprado excepcionalmente". 

Creen que abril vio el peor golpe económico y que las encuestas de manufactura y servicios podrían registrar un rebote en mayo, ayudando a las acciones de valor.

Sin embargo, encontrar inversores sobreponderados en la renta variable europea sigue siendo complicados. Los participantes del mercado sacaron 25.000 millones de euros de los fondos de acciones de la región en lo que va del año, según datos de EPFR Global y Bank of America Corp.

Mantenerse alejado

Stuart Rumble, director de inversiones de activos múltiples de Fidelity International, se mantiene alejado de los índices bursátiles europeos porque la respuesta fiscal y monetaria no ha sido tan poderosa como en los Estados Unidos.

Y el levantamiento de los bloqueos apenas acaba de comenzar. Pero sí ve oportunidades interesantes en las acciones bancarias y energéticas de la región, por lo que la selección de acciones es el camino a seguir, dice.

Algunos gestores, como Marcus Morris-Eyton, de Allianz Global Investors, incluso logran encontrar oportunidades en el sector tecnológico europeo relativamente pequeño, con una capitalización de mercado del índice de tecnología Stoxx Europe 600 equivalente a aproximadamente el 10% de la del sector de tecnología de la información S&P 500.

Morris-Eyton aumentó su exposición a la tecnología europea durante marzo y abril, añadiendo historias de software y transformación digital. Lo que le entusiasma con el sector es que muchas de las tendencias secundarias, como la digitalización, la nube, los pagos en línea y el comercio electrónico, ahora se han acelerado. Y aunque Europa puede carecer de los gigantes tecnológicos del mercado estadounidense, tiene sus propias ventajas, dice.

"En Europa tenemos menos nube, pero tenemos una tecnología industrial muy sólida, tenemos un buen sector de semiconductores, tenemos algunos buenos nombres de pagos y algunos nombres sólidos de servicios de TI", añade Morris-Eyton.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.