Renta variable

La fiebre por la vacuna anti Covid-19 calienta a las pequeñas farmacéuticas

Las biotecnológicas europeas de menor tamaño también se disparan por el virus, pero en muchos casos decepcionarán

Fiebre por las vacunas
Fiebre por las vacunas

Las farmacéuticas que están enfocadas en desarrollar tratamientos o vacunas contra el Covid-19 han cosechado algunos de los mejores resultados este año en la bolsa europea. Sin embargo, lo más probable es que los inversores terminen decepcionados.

La imperiosa necesidad de frenar al virus ha desencadenado una auténtica avalancha de compañías metidas en distintas investigaciones.

¿Qué más leer?

Las vacunas anti Covid-19 de segunda generación no serán tan rápidas

Y los inversores han acudido en masa hacia estas empresas, que en algunos casos son de muy pequeña capitalización. Además, muchas han aprovechado para ampliar capital y atraer más fondos.

Sobrevalorando las oportunidades

Mientras los gobiernos están depositando la mayor parte de sus esperanzas en los grandes fabricantes de medicamentos, como Astrazeneca o Sanofi, los inversores podrían estar sobrevalorando las oportunidades en las empresas más pequeñas, según dice Daniel Mahony, gestor de fondos de salud en la firma Polar Capital.

«Me sorprende que algunas de estas empresas estén un poco sobrevaloradas», apunta. «Cuando miras las valoraciones, ¿cuáles son los factores que algunos inversores están teniendo en cuenta para justificar las subidas?», reflexiona este experto.

Solo el 14% de los medicamentos probados en los ensayos clínicos obtiene finalmente la aprobación

Para responder a esta pregunta, hay una estadística muy reveladora: solo el 14% de todos los medicamentos probados en los ensayos clínicos obtiene finalmente la aprobación de la FDA estadounidense, según un estudio de la escuela de negocios MIT Sloan.

Además, solo el 10 por ciento de las vacunas tienen éxito una vez que se someten a pruebas con humanos, mientras que suelen tardar en desarrollarse entre diez y quince años, añade Adam Barker, analista de Shore Capital Group.

Menos recursos para ensayos

La cuestión es que resulta difícil medir los éxitos, especialmente en las empresas más pequeñas, que carecen de recursos para realizar grandes ensayos clínicos. Pero incluso aunque una vacuna sea exitosa, ello no implica que haya grandes márgenes.

¿Qué más leer?

China producirá más de 200 millones de vacunas al año

De hecho, Astrazeneca planea suministrar su vacuna a precio de coste durante la pandemia. «Lo hacen mejor las grandes empresas», apunta Mahony. «Actúan por el bien de la sociedad y sus negocios. La única razón por la que no lo hacen es para ganar dinero», añade este experto.

Para las pequeñas empresas todo es más complicado en este proceso

Para las pequeñas empresas todo es más complicado. Ello no impide que empresas como Oxford Biomedica o Abivax hayan subido en bolsa tras anunciar que están probando tratamientos contra el virus. «Soy bastante escéptico», confiesa Barker.

A su juicio, las valoraciones seguirán siendo elevadas hasta que los inversores sean expulsados por los deficientes resultados.

Mahony es un poco más optimista. «Sospecho que no habrá una bala de plata terapéutica», apunta, aunque algunos medicamentos podrían retrasar la enfermedad y mejorar la supervivencia.

¿Qué más leer?

Merck rebaja el optimismo sobre las vacunas anti Covid-19

Estas son algunas de las empresas europeas en el foco.

Oxford Biomedica

Las acciones de la farmacéutica británica Oxford Biomedica no han parado de subir desde que en abril se unió a un consorcio liderado por la Universidad de Oxford, una de las instituciones punteras en el desarrollo de la vacuna. En concreto, la empresa será el fabricante en caso de que las pruebas resulten exitosas, una colaboración a la que también se ha sumado Astrazeneca.

Para Oxford Biomedica, «la economía colaborativa será significativa solo si la seguridad y la eficacia de la vacuna candidata se confirman en los ensayos clínicos», dice la analista de Peel Hunt, Amy Walker

Abivax

La francesa Abivax está disparada desde que informó de un ensayo contra el virus de un medicamento para la colitis. Tiene una acción antiinflamatoria y antiviral que podría «cambiar las reglas del juego en las terapias», dice Chris Redhead, analista de Goetzpartners Securities.

Sin embargo, «la incertidumbre que rodea la enfermedad y el impacto potencial de una vacuna hacen que la oportunidad sea difícil de medir». En la empresa no cantan victoria pero afirman que «la justificación científica es fuerte».

Bergenbio

Los títulos de la farmacéutica noruega Bergenbio también suben porque trascendió que uno de sus medicamentos, el bemcentinib, fue seleccionado para un proceso de aprobación rápida en el Reino Unido de cara a un posible tratamiento contra el virus. Pero los resultados del ensayo en fase dos se esperan para finales del verano.

Así las cosas, si los datos no son positivos, sus títulos «probablemente irían a los niveles anteriores al Covid-19», dice Pal Falck, analista de Artic Securities. 

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses