Renta fija

Coronavirus. La rentabilidad del “Bund” y del bono estadounidense a 10 años, sin freno

El interés exigido a los bonos a 10 años de Alemania y Estados Unidos bate nuevos mínimos históricos por la fuerte salida de capital de la bolsa y el crudo, también experimentan retrocesos de calado los bonos a 30 años. En cambio, sufre la deuda de la periferia europea

El aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, Estados Unidos, ante el brote de coronavirus, el 29 de enero de 2020. Foto: Efe/EPA/JL
El aeropuerto John F. Kennedy de Nueva York, Estados Unidos, ante el brote de coronavirus, el 29 de enero de 2020. Foto: Efe/EPA/JL

La rentabilidad del bono estadounidense a 10 años, referencia mundial para el mercado de deuda, continúa marcando nuevos mínimos históricos al situarse sobre el 0,5%, por lo que se acerca cada vez más a la rentabilidad negativa.

En la jornada su rendimiento avanza cómodamente en positivo, desde el 0,764% en el que terminó el viernes. Así, encadena tres sesiones con un nuevo mínimo históricos, al caer el interés por debajo del 1% por primera vez en la historia.

El bono estadounidense a diez años se ha revalorizado un 11% en 2020

Mismo escenario para el “Bund” alemán, referencia de solvencia en Europa y cuya diferencia con el español determina nuestro riesgo país. La rentabilidad del bono germano a diez años se coloca por debajo del -0,85%, sube más de un 1,5% en la sesión desde el -0,764% en el que acabó la semana.

Estos nuevos mínimos se traducen en un rendimiento anual del 6% y suma 10 sesiones seguidas registrando nuevos mínimos.

Sufre la periferia

La periferia europea no corre la misma suerte. La prima de riesgo española sobrepasa los 100 puntos básicos por el temor de coronavirus y es que el rendimiento del bono español a diez años se ha elevado al 2,3 % y son ya 3 jornadas en las que su precio se reduce. Aún así, ofrece un rendimiento de casi el 3% en el año.

El caso italiano es más sangrante. Este lunes su bono a diez años reduce el precio un 2% y su rentabilidad asciende a casi el 1,3%, desde el 1% en la que terminó el viernes. De este modo, y pese a que mantiene el rendimiento positivo en el año, el interés exigido vuelve a asentarse en el 1%.

¿Qué más leer?

Coronavirus y guerra de precios: el petróleo sufre su mayor retroceso desde la Guerra del Golfo

La caída de rentabilidades en Estados Unidos y Alemania se explica por el transvase de capital que los inversores están realizando desde la renta variable y el crudo, a la deuda soberana. En cambio, estos mismos inversores no tienen la misma confianza en España e Italia, por el impacto y propagación del Covid-19.

Otro activo que comienza a activarse como refugio es el oro. A nivel intradiario ha llegado a tocar los 1.700 dólares por onza. Pese a ello, ha moderado su avance y queda estabilizado en la zona de los 1.670 dólares.

Retrocede el interés de los bonos a 30 años

Los bonos a 30 años, los de máxima duración en la mayoría de los países, también ven una reducción de su interés y aumento en su precio. El rendimiento de esta deuda estadounidense se eleva un 30% en el año, lo que ha colocado la rentabilidad en el 1%, ascenso cercano al 7% hoy, y ha reducido su interés en todas las sesiones del curso.

El alemán, al igual que el de 10 años, está en rentabilidad negativa, del 0,5% en este caso cuando a finales de febrero estaba en el 0%. El español a ese mismo plazo ha roto la barrera del 1% de interés exigido y cae al 0,95%.

Italia, sufre. Su bono a 30 años cede casi un 4% en la sesión y eleva su rentabilidad al 2,5%.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.