Renta variable

El coronavirus afloja en EE.UU. ¿Se está cocinando un gran suelo en Wall Street?

La desaceleración en la tasa de crecimiento de los nuevos casos de coronavirus en Estados Unidos alienta a los inversores. El VIX retrocede a la mitad de sus máximos durante la crisis. El gran suelo se podría estar gestando

En la apertura del mercado el Dow Jones se dejaba en torno a un 1,3%, el S&P 500 descendía un punto porcentual y el Nasdaq se mantenía plano./ efe

La desaceleración en la tasa de crecimiento de los nuevos casos de coronavirus en Estados Unidos podría ayudar a la formación de un suelo para la renta variable y podría contribuir al descenso de la volatilidad, según piensan los estrategas de JP Morgan.

Los inversores comienzan a ver la luz al final del túnel. Tras un largo mes en el que la crisis del coronavirus arrasó las bolsas mundiales, provocó una hecatombe en el empleo estadounidense y obligó a confinarse a casi el 50% de la población mundial, los brotes verdes se dejan ver en el mercado.

El indicador del pánico, el VIX, cotiza en los 46 puntos, niveles elevados de volatilidad pero nada que ver con los más de 80 puntos que llegó a marcar en lo peor de la crisis.

La cuestión es que los estrategas del banco estadounidense han encontrado una relación entre el movimiento a la baja del VIX y el descenso de las tasas de crecimiento del virus en Estados Unidos.

En JP Morgan esperan que los 2.100 puntos se consoliden como un suelo este trimestre para el S&P500

"Según la correlación reciente, la desaceleración del crecimiento de los casos puede ayudar a ejercer una mayor presión a la baja sobre la volatilidad implícita de la renta variable”, apuntan en JP Morgan. En su opinión, ello podría reducir las opciones de que las bolsas vuelvan a probar sus mínimos.

Suelo para Wall Street

Así las cosas, los expertos de JP Morgan esperan que los 2.100 puntos se consoliden como un suelo este trimestre para el S&P500, y por arriba, marcan la zona de los 2.750-2.850 puntos como de fuerte resistencia. Este índice llegó a tocar en marzo un mínimo de 2.192 puntos y el viernes cerró en 2.490 puntos.

La sensación de que lo peor podría haber pasado comienza a extenderse entre el resto de los grandes bancos de inversión. "Con la liquidación forzada de activos vista en el último mes quedando ya por detrás de nosotros, la desenfrenada intervención fiscal y monetaria liderada por Estados Unidos, y las valoraciones más atractivas que hemos visto desde 2011, creemos que lo peor ha pasado”, argumentan en Morgan Stanley.

Un factor que está pesando mucho en este aparente cambio de sentimiento tiene que ver con las cifras de la pandemia. Nueva York informó de su primer descenso en las muertes diarias por coronavirus el domingo, aunque el gobernador Andrew Cuomo dijo que era demasiado pronto para sacar conclusiones de las cifras.

Nueva Jersey, que tiene el segundo mayor número de casos en Estados Unidos, también experimentó una desaceleración en la tasa de mortalidad.

Como Nueva York marcó uno de los primeros brotes importantes en los Estados Unidos, “sospechamos que una mayor desaceleración de la tasa de crecimiento durante la próxima semana podría ayudar a mejorar el sentimiento del mercado", recalcan en JP Morgan. Y es justamente lo que están poniendo en precio hoy las bolsas.

Con todo, aún es pronto para lanzar las campanas al vuelo. Así, Eric Stein, de la firma de inversión Eaton Vance, considera que los inversores todavía no están fuera de peligro y deberán concentrarse ahora en los factores fundamentales, toda vez que los problemas financieros graves vistos hace unas semanas ya quedaron atrás, en su opinión.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.