Economía y política

Hecatombe en EE.UU. por el coronavirus. Destruye 701.000 empleos y es solo el principio

La economía de EE.UU. destruyó 701.000 empleos en marzo por culpa del coronavirus pero las cifras reales serán peores pues los datos solo cubren la primera quincena. Moderada reacción bajista en las bolsas

Hecatombe en EE.UU por el coronavirus. Destruye 701.000 empleos y es solo el principio

La economía de Estados Unidos destruyó 701.000 empleos en marzo por culpa del impacto del coronavirus, según los datos que acaba de publicar del Departamento de Trabajo.

La cifra supera con mucho los 100.000 empleos perdidos que esperaba el consenso de analistas de Bloomberg. Y supone frenar en seco 113 meses de crecimiento consecutivo en el empleo.

La reacción de las bolsas ha sido moderadamente bajista pero se esperan sesiones de más volatilidad. La pregunta ahora es cuándo volverá la normalidad a los mercados con la pandemia arreciando en la primera economía del mundo. 

La devastación del Covid-19 ha provocado una hecatombe sin precedentes sobre el empleo de la economía estadounidense, que marca el primer descenso desde 2010.

Las cifras reales serán aún peores, pues los datos cubren aproximadamente hasta la primera quincena de marzo, antes de los cierres obligatorios de empresas que han supuesto millones de despidos. Pero las peticiones de paro semanal desvelaron que unos diez millones de estadounidenses solicitaron la protección por desempleo.

Se dispara la tasa de paro... y lo que llegará

Con estos datos, la tasa de paro escala hasta el 4,4%, desde el 3,5%, un ritmo de crecimiento que no se veía desde 1975, aunque se espera que en esta crisis crezca por encima del 10%, tomando como referencia las peticiones de paro semana.

Tal es la sangría, que  los economistas de Goldman Sachs prevén que el PIB estadounidense se contraiga un 34% este trimestre, lo que da una idea de la destrucción que provocará el coronavirus.

La hecatombe del empleo ha sido especialmente intensa en el sector de ocio y hostelería, que perdió 459.000 puestos de trabajo. Pero la sanidad no se quedó atrás, con 61.000 empleos perdidos, mientras que los servicios profesionales despidieron a 52.000 personas.

"La brusquedad con que la economía se ha hundido es muy sorprendente", dijo la economista de FS Investments Lara Rhame en Bloomberg Television. "Es como un huracán que golpea a todo el país exactamente al mismo tiempo", apuntó esta experta.

Lo realmente preocupantes que las cifras desveladas hoy son solo una estimación muy por lo bajo de lo que está por venir, cuando los datos de abril recojan el impacto real del coronavirus.

Luchar contra este terremoto será complicado para el Gobierno de Donald Trump, a pesar de los dos billones de dólares en gasto aprobados, el mayor paquete de estímulo fiscal de la historia. Ello supondrá ampliar la cobertura del paro, la transferencia de efectivo a los hogares y millones en subsidios a pequeñas y medianas empresas.

La reacción del mercado ha sido moderada. Así, los futuros del S&P500 pasaron de caer el 0,1% a recortar el 0,3%, mientras que el dólar paró sus ganancias y las rentabilidades de la deuda comenzaron a descender.

Estados Unidos se ha convertido en el epicentro de la pandemia y registra ya más de 200.000 infectados de coronavirus y 6.000 fallecidos.

 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.