La volatilidad en los bonos coge a los inversores de fondos a traspié

La agitación del mercado de deuda pública estadounidense por el temor a la inflación no tendría que sacudir a la renta corporativa, según Renta 4. En España, la renta fija acaparó casi uno de cada dos euros suscritos a fondos en septiembre

La escalada del precio de la energía ya ha impactado en el mercado de deuda, con el temor de una inflación disparada. La volatilidad registrada esta semana ha llevado a la rentabilidad de los bonos de los Estados Unidos a 10 y 30 años hasta máximos de tres meses.

"La proximidad del tapering de los bancos centrales y las dudas sobre las expectativas de alta inflación están haciendo repuntar la volatilidad", detalla a finanzas.com Ignacio Victoriano, responsable de renta fija en Renta 4 Gestora.

Este repunte ha pillado a los inversores españoles volcados sus apuestas en la renta fija. En lo que va de año, esta categoría de fondos ha recibido entradas netas de 3.600 millones de euros. En septiembre, las suscripciones ascendieron a 822 millones de euros.

En el último mes, no solo ha sido la categoría con más entradas de dinero, sino que acaparó el 46 por ciento del mercado, con prácticamente uno de cada dos euros dirigidos a fondos de inversión, según los datos de Inverco.

Una presión limitada

¿Deben preocuparse los inversores? Para el experto de Renta 4 esta agitación del bono del TIR americano es "bastante limitada" y no espera que vaya a afectar a la renta fija privada.

"Es parte de la normalización del mercado, que viene de estar con volatilidad ultrabaja por la intervención de los bancos centrales", añade Victoriano.

Publicidad
Publicidad

Tampoco espera que arrastre a las bolsas. "El recorrido de los tipos de interés podrá generar impacto en las bolsas a medio plazo, pero creo el mercado de bonos no va a ser el catalizador para que vayan hacia arriba o abajo", sentencia.

Evitar la deuda pública

En este contexto, el gestor de Renta 4 ve oportuno continuar en corto respecto a la renta fija soberana, en tanto que la tendencia es que siga ofreciendo resultados negativos en los próximos meses.

Asimismo, anticipando el endurecimiento de las políticas monetarias, recomienda apostar por los plazos más cortos, al menos hasta que haya más visibilidad.

Estas apuestas, contrastan con los últimos movimientos del mercado de fondos. Entre enero y agosto, los fondos de renta fija a largo plazo han sido los más suscritos por los partícipes, con más de 1.268 millones de entradas netas.

De su lado, los fondos de renta fija de corto plazo han recibido unos 1.168 millones de euros hasta el cierre de agosto.

Publicidad

Estrategias para el mercado de bonos

En este contexto de incertidumbre, la gestora Lazard Frères Gestion propone apostar por los bonos americanos indexados a la inflación, como los TIPS (Valores del Tesoro Protegidos contra la Inflación) emitidos por el gobierno de Estados Unidos.

Como su valor aumenta cuando sube la inflación, estos ofrecieron un buen desempeño en la primera mitad del año y podrían seguir siendo relevantes como opción para proteger las carteras contra el escenario prolongado inflacionista.

"Sin embargo, hay que tener cuidado con el riesgo de normalización de la inflación: una caída del índice de precios al consumo sería un escenario adverso para los titulares de estos títulos", explica Eléonore Bunel, directora de gestión de bonos de la gestora francesa.

Jugar con la corta duración

Otra de las vías para "inmunizar" una cartera contra el aumento de la inflación es optar por valores de corta duración, es decir, con una fecha de reembolso relativamente corta.

Dicha estrategia es pertinente tanto en el segmento de grado de inversión como en el segmento de alto rendimiento, señalan desde la gestora.

Publicidad

De forma más extrema, algunos fondos pueden incluso optar por una duración negativa. Ello equivale a hacer una apuesta bajista sobre el valor de los títulos en circulación. Así, el inversor obtiene un beneficio en caso de subida de los tipos de interés.

Sacar valor en 'high yield'

La firma francesa recomienda apostar por los valores de alto rendimiento emitidos por empresas que ofrecen una buena rentabilidad a pesar del riesgo, siempre y cuando se seleccionen con cuidado.

"Hay muchas oportunidades en este segmento de mercado, con un alto riesgo eso sí, pero moderado. Hay que recordar que la tasa de morosidad de las empresas de alto rendimiento solo debería alcanzar el 2 por ciento en 2021 en Europa, según Moody's", añade Bunel.

Entre otros segmentos interesantes, la experta también apunta a la deuda subordinada de las entidades financieras, que a su juicio ofrecen una de las mejores combinaciones de riesgo/rendimiento en el mercado de bonos.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de