IBEX 35: la rentabilidad de los bonos escala a máximos de tres meses y tumba al mercado

El IBEX 35 abre con caídas del 1 por ciento, similares retrocesos que los grandes índices europeos. El miedo a la inflación desarma otra vez al mercado

La rentabilidad de los bonos de los Estados Unidos a 10 y 30 años escaló hasta máximos de tres meses y lastró a los mercados de renta variable.

El IBEX 35 abrió con una caída del 1 por ciento pero mantiene los 8.800 puntos, mientras que el del DAX retrocede el 1,25 por ciento y el Eurostoxx50 se deja el 1,5 por ciento. En Wall Street, los futuros del S&P500 pierden el 0,8 por ciento.

Publicidad

El aumento de los precios de la energía disparó los temores a que la inflación se acelere justo cuando la retirada de los estímulos está a la vuelta de la esquina.

Los retornos de la deuda a 10 años aumentaron más de tres puntos básicos, hasta el 1,57 por ciento, mientas que los de los bonos a 30 años escalaron en la misma cuantía, hasta el 2,15 por ciento.

Además, se ha conocido que los pedidos a fábrica en Alemania experimentaron una fuerte caída del 7,7 por ciento por culpa de la escasez de materias primas. La locomotora de Europa se está gripando en el peor momento.

Publicidad

El petróleo se dispara y presiona a los bonos

Las preocupaciones del mercado son muy razonables pues el petróleo alcanzó esta semana sus máximos de siete años.

El mercado está muy tensionado tras el decepcionane incremento de la oferta por parte de la OPEP. El petróleo Brent encadena una racha alcista de cuatro sesiones y marca este miércoles un precio de 82,83 dólares por barril.

"Los inversores en bonos se están volviendo gradualmente bajistas", dijo Naokazu Koshimizu, estratega senior de tipos de Nomura Securitie.

Publicidad

Esta tendencia se vio impulsada por los "precios del petróleo más altos y las esperanzas de un medicamento oral contra Covid-19, además de  la mejora de los datos económicos de Estados Unidos", añadió este experto.

Las expectativas de inflación, sin freno

El problema es que las expectativas de inflación parecen no tener freno y estas tensiones están acelerando la caída del precio de los bonos y el aumento de las rentabilidades.

La tasa de equilibrio de los Estados Unidos a 10 años, un indicador con el que los inversores monitorizan la inflación anual proyectada durante la próxima década, ha subido a su nivel más alto desde junio.

Publicidad

Las interrupciones prolongadas de la cadena de suministro y el aumento de los precios de las materias primas están alimentando las preocupaciones sobre el aumento de los costes para las empresas.

La siguiente derivada son los efectos de segunda ronda asociados a la inflación. Es decir, cuando las compañías trasladan estos mayores costes a sus productos y finalmente acaban por afectar a los salarios. Es la antesala de una espiral inflacionista.

La Fed, lista para retirar los estímulos

En este momento se está viendo que “el riesgo de inflación realmente comienza a filtrarse y creo que realmente afectará los márgenes a medida que avancemos en el cuarto trimestre”, dijo Erin Browne, gestor de Pimco.

Además de todos estos factores, el último dato publicado en Wall Street sobre el ISM de manufacturas quedó mejor de lo esperado, lo que muestra que la recuperación de la economía va viento en popa.

Publicidad

Si la cifra de empleo que se publicará este viernes refrenda esta tendencia, la Fed se quedará sin argumentos para retrasar la retirada de estímulos, que podría comenzar tan pronto como en noviembre.

“La reducción gradual de la QE parece que está hecha para la reunión de noviembre", dijo Thomas Simons, economista de Jefferies. Todo dependerá de los datos de empleo pero Powell “ha puesto el listón muy bajo”, apostilló este experto.

Atención al informe de empleo de la consultora ADP

Como adelanto de lo que puede ser el dato oficial de empleo, los mercados conocerán este miércoles la cifra de empleos creados en los Estados Unidos según la consultora ADP.

El consenso de analistas espera un incremento hasta lo 430.000 puestos de trabajo, frente al anterior dato de 374.000 empleos.

La cuestión es que los buenos datos macro que se han conocido en las últimas sesiones sirvieron com catalizador para impulsar al alza las rentabilidades de la deuda, junto con la escalada de los precios de la energía.

Publicidad
En portada

Noticias de