El mercado de bonos avisa: la Fed frenará el crecimiento económico

La curva del rendimiento de los bonos a 5 y 30 años se invierte por primera vez desde 2006. Descuenta que la política agresiva de la Fed perjudicará al crecimiento

La curva del rendimiento de los bonos a 5 y 30 años se invirtió este lunes por primera vez desde principios de 2006, por lo que el mensaje que envía este mercado es contundente: "La respuesta política de la Fed va a frenar de forma brusca el crecimiento económico", declaró Peter Chatwell, del banco Mizuho en Londres.

La rentabilidad de bonos a medio plazo ya es superior a los de largo plazo. Así, la remuneración de los tipos a 5 años en los Estados Unidos, en el 2,620 por ciento, supera a los tipos a 30 años, que rentan un 2,582 por ciento.

Publicidad

El que los inversores a 5 años demanden más rentabilidad que los de 30 años es una anormalidad desde el punto de vista financiero. Esto se debe a que los inversores, preocupados por el deterioro de las perspectivas económicas, compran bonos a largo plazo con cierta rentabilidad, lo que termina subiendo los precios y bajando las rentabilidades de manera más rápida que los de corto plazo.

Javier Molina, portavoz de eToro en España, comenta al respecto que “el aplanamiento de la curva sigue marcando diferenciales mínimos (donde ya vemos tipos a 3,5 y 7 años por encima del de 10 años), las expectativas de inflación a 10 años continúan altas (cercanas al 3 por ciento) y los tipos a 2 o 10 años continúan descontando alzas de tipos que generan caídas de los bonos”.

“La clave pasa entonces por entender la divergencia entra las expectativas del mercado y el mensaje o cometido de la Reserva Federal. Si estas no coinciden, el mercado seguirá generando volatilidad”, explica el experto.

Publicidad

Riesgo de recesión

El problema, destacan los analistas de Aspain 11, es que tras la reunión de diciembre, la Reserva Federal estadounidense dejó la puerta abierta a tres subidas de tipos para este año, mientras que ahora se descuentan 7, lo que implica una normalización mucho más agresiva de lo esperado para controlar una inflación que es más elevada que lo inicialmente calculado.

En un principio los activos de riesgo pusieron en precio el mensaje de Powell acerca de una expansión fuerte de la economía. Sin embargo, la curva de tipos estadounidense comenzó a lanzar otro mensaje y ya no se espera que el crecimiento económico al otro lado del Atlántico sea tan vigoroso.

Publicidad

El problema, explica el economista Miguel Ángel Bernal, es que esta situación recuerda a la vivida en 1973 cuando la alta inflación obligó al presidente de la Fed Paul Volcker a subir los tipos de interés de manera agresiva, entrando la economía en una profunda recesión.

Este aplanamiento de la curva también se está produciendo en los tramos de 2 y 10 años: apenas les separan 20 puntos básicos, algo que no ocurría desde hace 16 años. ¿Por qué es tan importante? Porque en teoría, es un indicador adelantado de recesión.

Para los analistas de Aspain esta mínima diferencia “significa que la curva estadounidense ya está descontando una contracción del ciclo, a al menos una desaceleración”.

La Fed  niega una recesión inminente

Sea como sea, el mercado cree que se está volviendo a una situación como la ocurrida en 1973. Esto ha hecho a la propia Reserva Federal a salir en defensa de su subida de tipos diciendo que “no es válido interpretar los diferenciales de plazo invertidos como medidas independientes de una recesión inminente”.

Para el banco central, sólo refleja las expectativas de los participantes del mercado. La Fed, añade, que puede darse la circunstancia de que la inflación terminara con una marcada relajación de la inflación y de las expectativas de inflación que permitan el cese del endurecimiento de la política.

Publicidad

Comportamiento en  bolsa

Lo cierto es que los mercados de renta variable han mostrado un comportamiento irregular en función de si el ciclo de subidas de la Fed ha sido progresivo (y “lento”) o acelerado.

La bolsa obtuvo el peor rendimiento a 24 meses tras el primer ajuste al alza en los tipos dentro un ciclo de subidas acelerado como ocurrió durante los años 1967, 1973, 1980, 1987, 1994, 1999 y 2004.

En portada
Publicidad
Noticias de