Valores perdedores con la crisis de Ucrania

Los sectores más atados al ciclo, como la industria y el consumo discrecional, son los candidatos a sufrir más con la crisis de Ucrania

El conflicto geopolítico entre Rusia y Ucrania ha llegado a un punto de no retorno con la declaración de guerra del presidente ruso, Vladimir Putin, y el inicio de las agresiones militares rusas en el este y en el sur del país. Kiev ha reclamado ayuda a la comunidad internacional y el presidente estadounidense, Joe Biden, ha respondido (de momento) amenazando con "sanciones severas" sobre Rusia.

Las consecuencias militares, humanas, políticas y económicas de esta guerra que implica a dos superpotencias del mundo son totalmente impredecibles y, como consecuencia, todos los índices de renta variable del mundo responden con fuertes ventas en un movimiento de pánico absoluto.

Publicidad

Por todo ello, conviene ser bien conscientes de las acciones que pueden sufrir en mayor medida como consecuencia del agravamiento de la situación geopolítica en esta zona del mundo.

Cuidado con los sectores vinculados al ciclo económico

Los expertos explican a ese respecto que los sectores vinculados al ciclo económico son los perdedores más claros.

“Los más perjudicados a día de hoy son los sectores vinculados al ciclo económico, como el industrial o inmobiliario, ya que el conflicto bélico lastrará el rendimiento de la economía, volviendo a crear inestabilidad en el crecimiento”, dice Diego Morín, analista del broker IG Markets.

Publicidad

Javier Galán, gestor de fondos de bolsa europea en Renta 4, está de acuerdo: “El sector industrial puede sufrir un parón, que podría también afectar a las mineras o a las compañías de acero”.

Publicidad

En ese sentido, “compañías industriales como Acerinox, Arcelor Mital, Vidrala, Gestamp o Cie Automotive deberían pasarlo mal en el caso de la bolsa española”, a juicio de este experto.

El consumo discrecional, otro perdedor del conflicto entre Ucrania-Rusia

Más allá de la industria, el consumo discrecional (aquel que no es imprescindible, en contraposición con el consumo básico) también es un candidato a verse afectado, así como los subsectores dependientes de este (como los automóviles).

“Industriales y consumo discrecional podrían sufrir un poco. En los momentos de incertidumbre la gente tiene a retraer un poco el consumo”, asevera en este sentido Ignacio Cantos, de ATL Capital.

En cuanto a compañías concretas, Galán cita el caso de Inditex, dentro del sector del consumo discrecional.

Dudas con el sector financiero

Por último, los expertos consultados citan el caso de la banca. Aunque es cierto que es un sector actualmente al alza (al ser claro vencedor del cambio de discurso de los bancos centrales y del incremento de las expectativas de subidas de tipos), también es cierto que las entidades financieras sufren en entornos de incertidumbre.

Por no hablar de si la guerra acaba desencadenando un parón económico. En ese caso, las empresas más cíclicas (y los bancos lo son) sufrirían más.

Publicidad

En todo caso, Galán advierte de que estas indicaciones no deben ser tomadas al pie de la letra pues explica que aún hay escasa visibilidad en cuanto a las repercusiones que podría tener esta escalada de la tensión con Rusia.

“En general, no creemos que haya que tomar decisiones de inversión por elementos exógenos que no van a cambiar las historias de largo plazo de las compañías, aunque sí lo pueden cambiar en el corto plazo. Porque en el corto plazo es el momento en el que se cometen más errores".

"Por eso, nosotros seguimos insistiendo en compañías de calidad, buenas compañías y buenos sectores, porque las subidas de tipos y los conflictos bélicos no te cambian la calidad del negocio. Si el negocio es bueno, lo va a seguir siendo, aunque tengas unos meses en que las cuentas se vean afectadas”, explica el experto de Renta 4.

Publicidad
En portada
Publicidad
Noticias de