Valores ganadores con la crisis de Ucrania

Compañías petroleras y defensivas podrían ofrecer protección a los inversores en un escenario de escalada de la tensión entre Ucrania y Rusia

La guerra ha comenzado en Ucrania. Esta madrugada, el presidente ruso, Vladimir Putin, ha realizado una declaración de guerra y acto seguido ha iniciado una incursión militar en el sur y en el este del país. Por su parte, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, ha ordenado al ejército ucranio que cause las "máximas pérdidas" entre las filas de los invasores y ha solicitado la ayuda internacional.

En respuesta, el presidente estadounidense, Joe Biden, ha anunciado sanciones contra Rusia. La OTAN celebra una reunión esta tarde.

En ese sentido, se impone conocer qué valores pueden resistir con mayor entereza la situación provocada por este foco de inestabilidad que está tumbando las bolsas de todo el mundo.

En ese sentido, los expertos creen que las compañías ligadas a las materias primas podrían brillar en ese contexto.

“En un tema como el de Ucrania, tiene sentido que las materias primas suban, especialmente el gas y el petróleo. Tiene sentido que lo hagan mejor”, apunta Javier Galán, gestor de bolsa europea de Renta 4.

Publicidad

Diego Morín, de IG Markets, corrobora esa impresión: "He visto cierta huida de la renta variable a activos refugio como pueden ser los metales, viéndose beneficiado el sector de la minería. En cuanto a sectores más defensivos, también se encuentran retomando cierto interés, con ligeros ascensos en el sector de la energía y la tecnología, aunque los ganadores serán los vinculados a las materias primas, puesto que cualquier situación de inestabilidad va a reducir la oferta y por tanto, se encarecerán sus precios".

Publicidad

Repsol, beneficiada por el conflicto entre Ucrania y Rusia

Una visión que comparte Ignacio Cantos, experto de ATL Capital: “Todo lo que sea energético se ve beneficiado. Un ejemplo es Repsol”.

De hecho, las consecuencias de este conflicto ya se están dejando notar en el petróleo, que este martes tocaba los 100 dólares el barril de Brent, una subida que impulsa los resultados de las compañía petroleras y, con ellos, sus cotizaciones.

Repsol, por ejemplo, se revaloriza un 11 por ciento en lo que va de año, en este contexto de elevados precios de la energía.

La vista puesta en las compañías defensivas

Y, después, también podrían subir las compañías defensivas, como las telecomunicaciones, el consumo estable (el consumo imprescindible), las eléctricas y las farmacéuticas.

Por su parte, el sector tecnológico también podría ofrecer protección, al estar aislado de una crisis que se produce en una zona geográfica muy concreta y ser contracíclico.

Publicidad

En la bolsa española, lo deberían hacer mejor Iberdrola y Red Eléctrica por su carácter más defensivo. Posiblemente, también las inmobiliarias como Colonial y Merlin; o Rovi y Cellnex”, desgrana Galán.

Una opinión parecida tiene Cantos: “Hay una serie de valores, tipo Cellnex, las utilities (que han corregido porque les perjudica la subida de tipos pero que tienen el componente defensivo) y todo lo que sea energético que se ve beneficiado por la crisis en Ucrania. La parte de farma, que no esta cara, también puede ser un refugio. Los Grifols y Almirall deberían hacerlo razonablemente mejor”.

Algo parecido ocurre actualmente con los bancos del IBEX 35. “Este conflicto está haciendo que suba el precio de las materias primas, especialmente del gas y del petróleo, una situación que es inflacionista, lo que presiona las expectativas de tipos de interés al alza, lo cual beneficia al margen de los bancos”, explica Galán.

El escenario cambia si el conflicto provoca una recesión

Si bien, hay que tener cuidado pues la situación podría trascender y trasladarse a la economía real, provocando un parón económico.

“Las continuas tensiones geopolíticas en Europa del este pueden frenar las perspectivas de crecimiento económico en toda Europa. Ésta depende de las importaciones de gas natural de Rusia. Los elevados precios de la energía son un factor clave de las actuales presiones inflacionistas y podrían poner en peligro la recuperación posterior a la crisis”, explica Marco Troiano, especialista en bancos de Scope Ratings.

Publicidad

En ese contexto, las petroleras podrían sufrir, al reducirse la demanda de esta fuente de energía y, con ella, los precios del crudo.

“Tenemos poca visibilidad en cuanto a repercusiones. Si el conflicto bélico supone un parón en el precio del petróleo, los sectores inicialmente beneficiados podrían revertirse: los sectores más cíclicos, incluyendo las materias primas, lo harían mal”, apunta Galán.

Cuidado con la banca en caso de recesión

Algo parecido podría sucedecer con la banca, actualmente uno de los negocios con mejores perspectivas de la bolsa española y europea, en un entorno de inflación y de incremento de las expectativas de subidas de los tipos de interés.

“Justo cuando los bancos europeos están informando sobre el fuerte repunte de sus beneficios y pasan página con respecto al Covid, el riesgo geopolítico se acerca desde el este. El conflicto de Ucrania puede pesar sobre la calidad de los activos de los bancos locales. Además, un debilitamiento de las perspectivas económicas sería negativo para los ingresos bancarios y la calidad de los activos”, dice Troiano.

Publicidad

Aunque, al menos, no parece que las entidades del Viejo Continente tengan mucha exposición directa a Ucrania y Rusia.

“La exposición de los bancos europeos a la crisis de Ucrania parece manejable. Sólo un puñado de grupos bancarios europeos mantiene una presencia local significativa, como el Bank Aval de Raiffeisen, el Ukrsibbank de BNP Paribas y el Kredobank de PKO”, informa Troiano.

En portada
Publicidad
Noticias de