Powell anuncia que la retirada de estímulos podría comenzar a finales de 2021

El presidente de la Fed, Jerome Powell, confirma que la retirada de estímulos monetarios podría llegar a finales de este mismo año

El presidente de la Reserva Federal (Fed), Jerome Powell, confirmó en su discurso en Jackson Hole que la retirada de estímulos monetarios podría comenzar a finales de este mismo año.

De ello dependerá que la economía “evolucione como se anticipa”, aunque reconoció que se han hecho “sustancialmente más progresos” hacia los objetivos de inflación y recuperación de empleo que marcó el banco central.

Las actas de la última reunión de julio de la Fed ya apuntaban a que el programa de compras de activos sería progresiva e incluso ya se apuntaba a diciembre como el inicio del denominado tapering.

“Como la mayoría de participantes, opiné que si la economía evolucionó ampliamente, podría ser apropiado comenzar a reducir el ritmo de compras este año”, dijo Powell este viernes.

Publicidad

Avances en el empleo

El presidente de la Fed dijo que se produjeron “más avances” en julio a la hora de la creación de empleo.

El mes pasado se crearon 943.000 empleos en los Estados Unidos, por encima de los 870.000 puestos esperados por el consenso y los 850.000 creados en junio.

Publicidad

Powell señaló que las cifras publicadas por el Departamento de Trabajo son “sólidos” a pesar de la “mayor propagación de la variante delta” del coronavirus.

“Estaremos evaluando cuidadosamente los próximos datos y la evolución de los riesgos”, dijo en su discurso en el simposio de banqueros centrales.

“Mucho terreno por recorrer” 

Según Powell, la Fed espera reducir el programa de 120.000 millones de dólares en compras antes la esperada subida de los tipos de interés. Pero para ello, es necesario que la inflación se reduzca.

“Hemos dicho que seguiremos manteniendo el objetivo hasta que la economía alcance condiciones compatibles con el máximo empleo, la inflación ha alcanzado el 2 por ciento y se encamina moderadamente a superarlo durante algún tiempo”, explicó.

Publicidad

Según Powell, aún falta “mucho terreno por recorrer” para alcanzar dichos objetivos, y solo “el tiempo dirá si alcanzamos una inflación del 2 por ciento de forma sostenible”.

Powell sienta bien a los mercados

La intervención de Powell fue determinante para terminar de impulsar los mercados, especialmente en Wall Street.

Los principales índices de la Bolsa de Nueva York comenzaron con rebotes tras las caídas de la última sesión y continúan la tendencia al alza con fuertes subidas.

El Dow Jones gana un 0,6 por ciento hasta los 35.430 puntos. El S&P 500 y el Nasdaq, por su parte, suman un 0,7 y un 0,8 por ciento respectivamente hasta marcar nuevos máximos históricos por encima de los 4.500 y los 15.400 puntos.

Publicidad

Subidas que se han extendido a las bolsas europeas en la recta final de la sesión.

El DAX 30 alemán, que comenzó a la baja, cerró con una subida del 0,35 por ciento hasta superar el entorno de los 15.840 puntos y se encamina hacia los máximos históricos de la semana pasada, a las puertas de los 16.000 puntos.

Misma situación vive el Eurostoxx50, que tras andar a la baja durante toda la jornada cerró con un rebote cercano al 0,5 por ciento.

El IBEX 35, al igual que los índices, comenzó con dudas la sesión con las miradas puestas en Jackson Hole, aunque finalmente cerró con ganancias del 0,3 por ciento.

De esta forma, el principal selectivo español se sitúa por encima de los 8.920 puntos y ya mira de cerca la barrera de los ansiados 9.000 puntos.

Publicidad

“Los mercados se muestran gratamente sorprendidos. Esperaban el anuncio del final de la fiesta, lo que habría provocado caídas moderadas. Sin embargo, se han encontrado con que puede que les dejen seguir disfrutando de los estímulos un poco más”, explican los analistas de ING.

En portada
Publicidad
Noticias de