Los beneficios empresariales justificarían que el IBEX suba a 11.500 puntos

La valoración y los beneficios de las empresas del IBEX 35 justificarían que el principal indicador de la bolsa española alcance los 11.500 puntos, niveles en los que no cierra desde finales de julio de 2015, "si todo sale bien" y a medida que "se aclare el panorama", según Deutsche Bank.

No obstante, Brasil puede ser "una piedra en el zapato" para el Banco Santander, que "puede lastrar el mercado", ha explicado el responsable de renta variable del centro de inversiones de Deutsche Bank en España, Diego Jiménez-Albarracín, durante la presentación de las perspectivas de mercado para 2016.

La incertidumbre política no influirá en el crecimiento económico de España, que estará en torno al 2,8 % en 2016, gracias a la caída del petróleo, del euro frente al dólar, la política fiscal y el mantenimiento de la prima de riesgo, en torno a los 100 puntos, ha añadido la economista jefe del banco en España, Rosa Duce.

También contribuirá la reactivación del sistema inmobiliario y la apertura al crédito, ha argumentado.

Respecto a cómo invertir en un entorno de tipos bajos donde no se espera que el BCE mueva el precio del dinero hasta 2017 y la Fed los mantenga alrededor del 1 %, la entidad alemana se muestra optimista sobre las principales bolsas.

"Creemos que las bolsas europeas están estancadas y tienen perspectivas de beneficios positivas, que quizá no puedan plasmarse en el primer trimestre del año, pero sí en los consecutivos", ha añadido Jiménez-Albarracín.

El responsable de renta variable se decanta por el sector eléctrico o de distribución de energía, con empresas como Enagás, Iberdrola o Acciona, mientras que en el sector financiero apuesta por Bankia y "por su potencial".

En cuanto al precio del crudo, "no hay nada que nos haga ser optimistas en cuanto a su recuperación, ya que EEUU ha vuelto a permitir las exportaciones y parece imposible un acuerdo entre Irán y Arabia Saudí, lo que produce un exceso de demanda", ha añadido.

Desde Deutsche Bank le dan al dólar un recorrido "positivo" de un 10 % respecto al euro, con "una paridad en el primer semestre e incluso un aumento a final de año".

Por su parte, la economista jefe del banco ha incidido en que el crecimiento mundial se mantendrá estable, en torno al 3,3 %, liderado por los países desarrollados y marcado por muchos focos de incertidumbre política.

Duce ha explicado la importancia del cambio del modelo de crecimiento de China, que basado en el consumo "debe acomodar al mismo su mercado de capitales".

La deuda corporativa elevada y las devaluaciones paulatinas del yuan, ha explicado la economista, aumentan la incertidumbre latente en el gigante asiático y potencian la desinversión.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.