Las conversaciones de paz distraen a las bolsas de las verdaderas señales de alarma

La complacencia de los inversores con las bolsas deja en segundo plano la caída de los bonos y los problemas que plantea una inflación desbocada

Las peligrosas señales de alarma que está lanzando el mercado de bonos pasaron inadvertidas en las bolsas. Anestesiada por años de políticas monetarias acomodaticias, la renta variable vuela a expensas de la guerra en Ucrania y de la inflación galopante que provocará el conflicto.

El dinero sigue entrando en los activos de riesgo con la misma alegría que se vio cuando el mercado comenzó a descontar la llegada de las vacunas y la vuelta a la normalidad. Más allá de la guerra, la justificación oficial es que no hay alternativa mejor en estos momentos que la bolsa.

Publicidad

Es cierto que la drástica desescalada militar en Ucrania anunciada este martes por Rusia edulcoró aun más las subidas en renta variable, pero el fondo del problema sigue siendo el mismo. La embestida inflacionista que se espera es de tal calibre que los bancos centrales en algún momento tendrán que quitarle las muletas al mercado.

La situación la resumía muy bien Mohamed El-Erian, el antiguo cerebro de Pimco y uno de los mayores expertos en renta fija del planeta.

“No creo que el mercado haya tenido en cuenta todavía lo que está pasando en la economía”, resumió en una reciente columna de opinión publicada por Bloomberg. En su opinión, ahora mismo hay “una oportunidad maravillosa” para salir corriendo.

En las mesas de operaciones y en las gestoras consultadas por finanzas.com existe la misma sensación, una extraña mezcla de cautela e incredulidad que bien podría anticipar la tormenta.

Entender la subida del mercado es difícil

Antes de que Putin decidiera invadir Ucrania, la inflación ya era un problema de primer orden. Ahora, lo es todavía más. “La diferencia es que contábamos con que el efecto base iba a desaparecer a lo largo del año en una cierta normalización, pero la guerra elimina estos efectos”, dijo a finanzas.com David Ardura, director de inversiones de Finacess Value.

Publicidad

Ante esta situación, la Fed ya ha dejado claro que la prioridad es el control de los precios. El problema es que si hay inflación también hay mayores costes para las empresas, que en muchos casos no los podrán trasladar a sus clientes. Es decir, menos beneficios.

Publicidad

“Todavía no hemos visto revisiones a la baja de los beneficios, pero lo normal es que poco a poco comiencen a llegar”, dijo Ardura. Al final, gran parte del mercado ha convivido con valoraciones muy altas porque los tipos eran muy bajos. Y eso es insostenible.

Con los tipos de interés a cero, las inflaciones en niveles de 30 años y los países con una deuda como nunca, “todo lo que está pasando es una incongruencia”, lamenta Alfonso Escárate, experto en gestión de family office.

En estas condiciones, “se entiende difícilmente la subida del mercado y es lo mismo que nos preguntamos todos los días”, reflexiona Ardura. La única explicación es que la bolsa se mueve al calor de las noticias que vienen desde Ucrania y las conversaciones de paz, lo que hace que el dinero vaya a los activos de riesgo, apunta.

Publicidad

La encrucijada de los bancos centrales

Mientras que la Fed siga pensando que la inflación es transitoria, siempre tendrá la ocasión de modular su mensaje y ser menos agresiva, sobre todo si finalmente se alcanzar la paz en Ucrania. Pero el problema del BCE es distinto.

Todo tiene que ver con las economías periféricas, que “están muy apalancadas y son muy dependientes de las compras del BCE”, resumió Ardura. Si el organismo que dirige Christine Lagarde opta por seguir dando importancia a la inflación, llegará un momento en el que haya un problema para estas economías.

Con los volúmenes de deuda que hay ahora “no está tan claro que el entorno vaya a ser cómodo si el coste de la deuda empieza subir y los gobiernos tienen que ir refinanciándola” dijeron las fuentes consultadas.

Es lo mismo que teníamos en 2012 cuando se tambaleaba el euro, porque había una Europa a dos velocidades. Por eso, los expertos no entienden la complacencia en la que se han instalado los mercados.

Publicidad

“El contexto es mucho más dramático, pero la cuestión es que están los bancos centrales por medio”, dijo Escárate. Son las muletas que lo sujetan todo y que están a punto de desaparecer.

La bolsa como única alternativa, ¿realidad o ficción?

La explicación más plausible para entender por qué sube la renta variable tiene que ver con la falta de alternativas. Con ser cierta, esta teoría también tiene sus lagunas.

“Los tipos de interés reales siguen siendo negativos, por lo que todavía las políticas continúan siendo acomodaticias”, dijo a finanzas.com Juan José Fernández Figarés, director de análisis de Link Securities.

Además, los rendimientos alcanzados por los bonos todavía "no son competencia" para la renta variable, más aún con la inflación a estos niveles, añadió este experto. Pero si los precios de los bonos se siguen desplomando y las rentabilidades suben más, llegará un momento en el que estas cuentas no sean sostenibles.

Efecto sustitución

“Se puede producir un efecto sustitución entre bolsa y bonos si el tipo de interés es lo suficientemente alto como para los gestores se planteen irse a la deuda. Cuando empiezas a hacer estos números puede haber más volatilidad en la bolsa”, reconoció Ardura.

Publicidad

A todo esto se suma el efecto manada, la sensación que tienen muchos gestores de que se están perdiendo algo simplemente por ser prudentes.

“Las circunstancias cada vez son peores, pero se te queda cara de tonto cuando has estado en un -20% y ahora estás en un -8, piensas que te has perdido la subida porque pensabas que lo lógico era que las bolsas bajaran”, explican desde una gestora con sede en Madrid.

Mientras los bancos centrales sigan interviniendo el mercado de renta fija, hay un cierto margen para contener el pánico. Pero es una pura distorsión. El problema vendrá cuando retiren la respiración asistida. “Si se produce un verdadero crash en el mercado de bonos, por supuesto que contagiará al resto”, insisten las fuentes consultadas.

Si esta noticia ha sido útil para ti, apúntate a nuestros boletines ¡No te decepcionaremos! También puedes añadir las alertas de finanzas.com a tus redes y apps: Twitter | Facebook | LinkedIn | Flipboard. Y sigue los mejores videos financieros de Youtube.

En portada

Noticias de