La inflación en los Estados Unidos se ralentiza en julio

La inflación repuntó en una décima frente a las expectativas del consenso y se mantiene en el nivel más alto desde 2008

La inflación en los Estados Unidos se mantuvo en julio en el 5,4 por ciento, el mismo porcentaje que marcó en el mes anterior. En la tasa mensual, los precios repuntaron en julio en 0,5 por ciento, frente a la subida del 0,9 por ciento del mes anterior

El índice de precios al consumo (IPC) repuntó en una décima frente a las estimaciones del consenso, que esperaban una rebaja hasta el 5,3 por ciento. Respecto al mes anterior, supone una rebaja de cuatro décimas hasta el 0,5 por ciento.

El dato, sin embargo, continúa siendo el más alto desde julio de 2008.

La inflación subyacente cae dos décimas

En cuanto a la inflación subyacente, la que no computa los precios de los alimentos y la energía, se situó en el 4,3 por ciento, dos décimas por debajo del dato de junio.

Este indicador, por su parte, sí se situó en línea con las estimaciones del consenso de analistas.

Publicidad

“Si la inflación cumple con las previsiones de un ligero respiro en julio, mitigaría el tono de las últimas declaraciones más ‘hawkish’ de la Reserva Federal”, apuntan en Bankinter.

Publicidad

“Esto podría dejar un mercado con baja volatilidad durante el verano y trasladar el debate sobre la política monetaria hasta la reunión de Jackson Hole a finales de agosto”, explican los analistas.

En cuanto a la volatilidad, el índice VIX de la Bolsa de Chicago, referencia para este indicador, repuntó en el último día un 0,7 por ciento hasta situarse en 16,79 puntos. Sin embargo, la tendencia es bajista en el último mes, en el que ha caído un 7 por ciento.

La inflación se dispara en Alemania e Italia

Este miércoles se conocieron también los datos de inflación en algunas regiones europeas.

La tasa interanual de Alemania se disparó el mes pasado hasta el 3,8 por ciento, el porcentaje más alto desde diciembre de 1993, según informó la Oficina Federal de Estadística (Destatis).

Esto supone un punto y medio porcentual más respecto al dato de junio, cuando el IPC se situó en el 2,3 por ciento. Entonces, este indicador se rebajó en dos décimas frente al mes anterior.

Publicidad

El mercado, por contra, esperaba este incremento. “Confirma la lectura preliminar. A primera vista, el registro parece elevado, sin embargo, está muy influido por efectos transitorios”, apuntan en Bankinter.

La inflación en Italia, por su parte, alcanzó en julio el 1,9 por ciento interanual, mientras que subió en 1,4 puntos respeto al 0,5 por ciento registrado en junio, según los datos publicados por el Instituto de Estadística italiano (Istat).

En portada
Publicidad
Noticias de