La economía portuguesa sólo alcanzará niveles precrisis en 2019, según el BdP

La economía portuguesa mantendrá una trayectoria de recuperación moderada en los próximos tres años y sólo alcanzará niveles anteriores a la crisis en 2019, según el boletín publicado hoy por el Banco de Portugal (BdP).

El supervisor luso estima que este año el PIB avanzará el 1,2 %, porcentaje que aumentará hasta el 1,4 % el próximo año, mientras que en 2018 y 2019 registrará un crecimiento del 1,5 %.

"Esta evolución implica que al final del horizonte de proyección (2019) el PIB alcance un nivel idéntico al registrado en 2008", señaló el BdP, que añade que en ese periodo el crecimiento de la economía lusa será "próximo, aunque inferior", al previsto para la zona euro.

Este avance menor que la zona euro refleja "la persistencia de limitaciones estructurales al crecimiento de la economía", especialmente "los elevados niveles de endeudamiento de los sectores público y privado, una evolución demográfica desfavorable y la persistencia de ineficiencias en el mercado de trabajo".

En ese sentido, señala que es "crucial" profundizar en el proceso de reformas estructurales para aumentar los incentivos a la innovación, la movilidad de los recursos productivos y la inversión en capital físico y humano.

El crecimiento del PIB portugués en los próximos años será soportado por el dinamismo de las exportaciones y de la inversión, al tiempo que el consumo privado perderá fuerza.

En cuanto al mercado de trabajo, el BdP prevé "la continuación del crecimiento del empleo, aunque a un ritmo progresivamente más moderado, y el mantenimiento de la trayectoria descendente de la tasa de desempleo".

Con ello, espera que la tasa de paro cierre el año en el 11 % y caiga progresivamente en los próximos tres años hasta situarse en el 8,5 % en 2019.

Portugal vivió una profunda recesión durante tres ejercicios consecutivos, entre 2011 y 2013, cuando su PIB cayó más de seis puntos y estuvo bajo el rescate financiero de la UE y el FMI.

La economía lusa volvió al crecimiento en 2014, año en el que mejoró un 0,9 %, y en 2015 registró un avance del 1,5 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.