Huelga de empleados de bancos brasileños completa 30 días e iguala la de 2004

La huelga de los trabajadores de los bancos brasileños para exigir mejoras salariales completó hoy 30 días y es la mayor paralización de los empleados del sector desde 2004.

Más del 50 % de las agencias bancarias del país se encuentran cerradas con el fin de presionar a la patronal para conseguir un aumento salarial del 14,78 % anual, más del doble del ofrecido por la patronal.

Los empleados también exigen una mayor participación en los beneficios de las entidades, que el pasado año cerraron con fuertes ganancias en medio de la aguda crisis en la que está sumergida Brasil.

Según datos de la Confederación Nacional de los Trabajadores del Ramo Financiero (Contraf), los cinco mayores bancos del país (Itaú, Bradesco, Banco do Brasil, Santander y Caixa Económica Federal) tuvieron un beneficio de 29.700 millones de reales (unos 9.124 millones de dólares) en el primer semestre de este año.

"Los banqueros ganaron 30.000 millones de reales de beneficio neto en el primer semestre y tienen la mayor tasa de intereses del mundo", afirmó el presidenta del Sindicato de los Bancarios de Sao Paulo, Juvandia Moreira, citada por la gubernamental Agencia Brasil.

La Federación Nacional de Bancos (Fenaban) y los sindicatos han fracasado en los diversos intentos de llegar a un acuerdo, por lo que los trabajadores de más de 13.000 agencias bancarias en todo el país continúan con los brazos cruzados.

La huelga ha impactado la atención al público de entidades públicas y privadas, aunque los cajeros electrónicos continúan siendo abastecidos con dinero efectivo y algunas de las transacciones pueden realizarse vía internet.

Este miércoles está previsto que se inicie una nueva ronda de negociación para tratar de poner fin a la movilización, según informó Fenaban.

Los trabajadores del sector bancario, actualmente unos 512.000 en todo el país, han protagonizado largas huelgas en los últimos años por esta época, cada vez que tienen que negociar un nuevo acuerdo con las entidades.

La última huelga nacional se realizó en noviembre del año pasado, duró 21 días y los empleados consiguieron un reajuste del 10 %, con un aumento real del 0,11 %.

La mayor huelga de los empleados del sector bancario de Brasil tuvo lugar en 1951, cuando hubo 69 días de paralización.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.