Empleo y petróleo marcan la agenda de los inversores

La agenda de los inversores esta semana estará marcada por las cifras de empleo en EEUU este viernes y una reunión de la OPEP+ este lunes

Los inversores estará muy pendientes esta semana de la publicación de los datos de empleo de los Estados Unidos correspondientes a septiembre.

Será el último informe oficial de empleo antes de la reunión de noviembre de la Fed. Unos números más fuertes de lo esperado podrían alimentar los temores de que la Fed pueda terminar con políticas de dinero barato más rápido de lo anticipado, creando potencialmente más turbulencias en el mercado.

Se espera que este viernes la tasa de paro caiga del 5,2 por ciento al 5,1 por ciento.

Cuando los ministros de la OPEP +, la Organización de Países Exportadores de Petróleo y aliados liderados por Rusia, se reúnan este lunes para revisar la política de producción, encontrarán precios del petróleo por encima de 80 dólares el barril, en un máximo de tres años.

Hasta hace poco, el mercado esperaba que la OPEP + se ciñera al plan actual acordado en julio y aumentara la producción en 400.000 barriles por día.

Publicidad
Publicidad

Más petróleo para el mercado

Pero con el aumento de los precios y una fuerte recuperación de la demanda después de la pandemia, esa forma de pensar puede cambiar: Poner más petróleo en el mercado se ve como un escenario, dijeron fuentes de la OPEP +.

Esta semana también conoceremos decisión sobre tipos de interés en Nueva Zelanda y Australia, dos países muy separados por las políticas monetarias.

El banco central de Nueva Zelanda está listo para apretar el gatillo el miércoles, con los mercados descontando ya un aumento de un cuarto de punto en la tasa clave del 0,5 por ciento.

En agosto ya tenían previsto subir tipos y convertirse en el primer país del mundo desarrollado en hacerlo, pero un brote de Covid frustró estos planes, dejando a Noruega el camino libre. Ahora parece que no hay marcha atrás.

Australia esperará para subir tipos

Australia, en cambio, se encuentra en el otro extremo. A pesar del calentón del mercado inmobiliario, el gobernador del banco central australiano, Philip Lowe, enfrió recientemente al mercado al decir que "es difícil entender por qué las tasas van a subir el próximo año o principios de 2023".

Otras citas de interés para los inversores esta semana serán los PMI de servicios y compuestos de la eurozona y el Reino Unido, así como las ventas minoristas en la zona monetaria europea.

Publicidad

También, la producción industrial en Alemania, en un escenario marcado por el ascenso de la inflación.

En portada
Publicidad
Noticias de