El portugués BPI ganó 313,2 millones en 2016, un 32,5 % más que en 2015

El Banco Portugués de Inversión (BPI), quinta mayor entidad lusa y objeto de una opa del español Caixabank, obtuvo un[…]

El Banco Portugués de Inversión (BPI), quinta mayor entidad lusa y objeto de una opa del español Caixabank, obtuvo un beneficio de 313,2 millones de euros en 2016, un 32,5 % más que en 2015.

En un comunicado enviado hoy a la Comisión del Mercado de Valores lusa (CMVM), el banco detalló que obtuvo beneficios tanto en el mercado nacional, donde ganó 147 millones (casi un 58 % más) como en el internacional, que creció un 16 %, hasta 166,3 millones.

Estos resultados incluyen la venta de una participación del 2 % del capital del Banco de Fomento de Angola (BFA), con la que cedió el control de la entidad a la multimillonaria angoleña Isabel Dos Santos para evitar sanciones de Bruselas.

Sin embargo, el impacto del negocio sólo se contabilizará en el primer trimestre de 2017.

El BFA, donde el banco luso tiene ahora una participación del 48,1 %, aportó en 2016 más de la mitad de los beneficios totales del BPI, casi 163 millones de euros.

El producto bancario -equivalente a los ingresos de la entidad- aumentó un 7,5 %, hasta 716,6 millones de euros.

A esta subida contribuyó principalmente el crecimiento del margen financiero -diferencia entre los intereses cobrados en créditos y los pagados de los depósitos-, que avanzó un 14,4 %, hasta 407,4 millones, mientras que los costes se redujeron un 0,5 %, hasta 497,9 millones.

En cuanto a la solvencia del banco, el "Core Tier 1 fully implemented" subió hasta el 11,1 %, por encima del mínimo exigido, y la proporción de crédito en riesgo sobre el total concedido del banco se redujo del 4,6 % al 3,7 %.

Publicidad
Publicidad

Caixabank tiene una participación del 45 % en el BPI y ha lanzado una opa sobre todo del capital de la entidad cuyo plazo de aceptación finaliza el próximo 7 de febrero.

Si consigue hacerse con el control del banco, el grupo español espera reducir los costes en 84 millones de euros, más de la mitad a través de la disminución de los gastos de personal, con la salida de 900 personas en los próximos tres años y el cierre de medio centenar de oficinas.

Al cierre de 2016, la plantilla del BPI contaba con 2.632 trabajadores.

Publicidad

Las acciones del BPI cerraron hoy planas, en 1,132 euros por título, ligeramente por debajo de los 1,134 euros que ofrece el Caixabank en su opa.

En portada

Noticias de