El juez Andreu pide que la Fiscalía diga si proseguir o archivar caso Bankia

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha solicitado a la Fiscalía que se pronuncie sobre la continuación o el cierre de la instrucción del caso Bankia en el que se investiga a la excúpula de la entidad por irregularidades en la salida a bolsa en 2011.

En una providencia a la que ha tenido acceso Efe, Andreu notifica al Ministerio Público las últimas actuaciones realizadas en la instrucción, entre las que estaría el informe definitivo de los dos peritos judiciales cedidos por el Banco de España en el que se reafirmaban en que el debut bursátil de Bankia fue "fraudulento".

Así lo aseguran en el escrito remitido a la Audiencia después de que Andreu urgiese a ambos a emitir su veredicto final sobre los estados financieros, en el que Víctor Sánchez y Antonio Busquets ratificaron que las cuentas desde su constitución y hasta la reformulación tras la dimisión de Rodrigo Rato no mostraban la imagen real del grupo.

De esta forma, los expertos se reafirmaron en las conclusiones a las que llegaron en diciembre de 2014 y que difieren de las expuestas por otros peritos contratados por las partes, e incluso de la opinión del propio fondo de rescate español, el FROB.

Andreu fundamenta su escrito, con fecha de 8 de abril, en el artículo 324 de la recién reformada Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCRIM)sobre los plazos de instrucción y que, en los nuevos procedimientos iniciados después de diciembre de 2015, limita la práctica de diligencias a seis meses.

Un espacio temporal susceptible de ser prorrogado si el juez, previa petición de la Fiscalía, declara la investigación "causa compleja" y otorgue así un nuevo plazo que llevaría esta fase hasta los 18 o los 36 meses.

Para ello, la ley exige que se trate de procesos que involucren a un gran número de investigados, exijan pruebas periciales o requieran revisar la gestión de empresas, requisitos con los que cumple el caso Bankia, iniciado en 2012.

Cuatro años de instrucción en los que Andreu ha imputado a 33 antiguos miembros de la cúpula de la entidad y ha abierto una pieza separada por las polémicas tarjetas opacas por la que se juzgará, entre otros, a los expresidentes de Caja Madrid Miguel Blesa y Rodrigo Rato, en una fecha aún pendiente de conocer.

Sin embargo, las contradicciones en las documentales aportadas por las partes y la demora en la realización de algunas pruebas han enquistado este caso, cuyo futuro está en manos de la Fiscalía.

En los próximos días, el Ministerio deberá trasladar al juez si considera que existen los indicios suficientes para proseguir con una investigación que podría sentar de nuevo en el banquillo al propio Rato.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.