Coberturas masivas entre los gestores ante el riesgo de estanflación

Liquidez, valores defensivos, oro o dólar son algunas de las coberturas desplegadas por los gestores ante el creciente riesgo de estanflación, especialmente en Europa

La estanflación es una combinación de crecimiento económico anémico e inflación descontrolada. Ahora mismo, es uno de los grandes riesgos que quita el sueño a los inversores, hasta tal punto que se están desplegando coberturas masivas para cubrirlo.

Según la última encuesta entre gestores de fondos de Bank of America, uno de cada cuatro gestores teme una recesión global, preocupación que está muy por encima ya de la guerra en Ucrania.

Publicidad

Mientras que el optimismo por el crecimiento global está en mínimos históricos, las expectativas de estanflación aumentaron al 66 por ciento, las más altas desde 2008.

“Las probabilidades que le asignamos a un escenario de estanflación han aumentado significativamente en los últimos meses”, dijo Irene Goh, directora de soluciones multiactivos para Asia Pacífico de abrdn.

Una situación de mercado de este tipo “frenaría el crecimiento y el gasto de los consumidores, añadiría presión a la rentabilidad de las empresas, comprimiría los múltiplos de mercado, pondría en tela de juicio los modelos empresariales más débiles y pondría a los bancos centrales en una posición difícil y más agresiva”, dijo esta experta.

Publicidad

Los gestores se preparan contra la estanflación

Así las cosas, los gestores de fondos se están preparando cada vez más para las malas condiciones económicas, especialmente en Europa. Y están desplegando distintas coberturas.

Por ejemplo, “Amundi se prepara para una posible recesión en el continente, abrdn tiene una posición larga en el dólar estadounidense frente al euro y Vanguard Group está promocionando coberturas de liquidez”, según informa Bloomberg.

Publicidad

Otros ‘trades’ de moda entre los expertos incluyen apuestas en compañías exportadoras de materias primas de Australia y Canadá, valores defensivos tradicionales y posiciones bajistas contra los bonos ante el riesgo de subidas en los tipos de interés.

Los riesgos de estanflación son más elevados en Europa

En opinión de James Athey, director de inversiones con sede en Londres en abrdn, “los riesgos de estanflación más agudos sin duda están en el continente europeo”.

A medida que el superávit en cuenta corriente disminuye debido a la necesitan de importar una energía que cada vez es más cara, el euro se debilitará aún más, elevando la inflación y perjudicando las exportaciones en sectores clave, dijo este experto.

En este escenario, los bancos centrales tendrán dificultades para cumplir con las subidas de tipos que espera el mercado, a excepción de la Fed. Por lo tanto, Athey apuesta por posiciones largas en dólares frente al euro y la libra esterlina.

Publicidad

Vincent Mortier, director de inversiones de la gestora francesa Amundi, favorece una postura neutral en acciones globales y una actitud defensiva en la asignación al crédito, a medida que Europa se convierte cada vez más en el epicentro de los riesgos de estanflación.

“Es posible una recesión de beneficios en Europa incluso antes de que empiece la recesión económica”, admitió este experto. Los bonos ligados a la inflación, el oro o los activos reales son algunas de las opciones defensivas propuestas por Mortier.

Coberturas de liquidez

En cierta forma, la intención de los bancos centrales es frenar la inflación y “la única manera en que pueden hacerlo es reduciendo la demanda agregada, pero eso llevará tiempo”, admitió Arvind Narayanan, gestor de Vanguard.

Durante los últimos diez años, las carteras de todo el mundo intentaron buscar rendimientos profundizando en el mercado de crédito y en la exposición al mundo emergente, pero ahora el mundo ha cambiado.

Publicidad

A juicio de Narayanan, es posible que los inversores deseen infrapoderar su exposición al crédito y a las duraciones de la deuda, para “apuntalar sus carteras con una mayor liquidez”, porque la transición no será sencilla.

Valores defensivos

En renta variable, “la estanflación tiende a favorecer a las empresas defensivas cuyos productos y servicios son esenciales para la vida cotidiana de las personas”, dijo Sean Markowicz, responsable de estrategia, estudios y análisis de Schroders

Esto significa que los precios de sus acciones tienden a resistir mejor cuando la economía se ralentiza. Por ejemplo, tanto si la inflación es alta como si no, la gente sigue necesitando comprar alimentos, pagar sus facturas de electricidad y el alquiler.

Sin embargo, es posible que prefieran aplazar la compra de artículos "cíclicos", como un coche nuevo o un iPhone, hasta que los precios sean más bajos.    

En entorno de estanflación, los sectores más rentables han sido normalmente los defensivos, como los servicios públicos (16 por ciento), los productos básicos de consumo (14,2 por ciento) y los bienes inmuebles (11,8 por ciento), dijo Markowicz.

Publicidad

Por el contrario, los sectores cíclicos, como el de las tecnologías de la información (-6,7 por ciento), el industrial (-3,3 por ciento) y el financiero (-0,5 por ciento) han sido algunos de los que han obtenido peores resultados.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Linkedin | Facebook | Flipboard | Telegram | Instagram

En portada
Publicidad
Noticias de