El gran error de Cathie Wood en Twitter

La inversión de Cathie Wood en Twitter habría pasado de valer cerca de 507M$ a más de 666M$ si hubiera mantenido su posición inicial de 2022

Cathie Wood siempre fue una firme defensora de Twitter, pero en las últimas semanas saltó del barco de la red social espantada por los movimientos alrededor de la misma que estaba realizando Elon Musk. Y en esta huida, la inversora perdió la oportunidad de recuperar algo de músculo para sus fondos, que no están pasando por su mejor momento en 2022.

"Habíamos estado recortando (nuestra posición) en Twitter después de que Jack Dorsey entregara las riendas, y sabemos que ahora va a haber muchas distracciones para la dirección, con o sin Elon", explicaba Wood en una entrevista a CNBC.

Más tarde, la gurú de las inversiones en empresas tecnológicas reiteró esta postura en otra entrevista con Yahoo Finance, donde mostró su descontento con la "mayor censura" en la que, en su opinión, se estaba incurriendo bajo el liderazgo del nuevo CEO de la red social, Parag Agrawal.

Publicidad

En consecuencia con la perspectiva de la inversora, los datos proporcionados por su fondo de inversión, Ark Invest, muestran que la firma redujo en cuestión de meses el número de acciones que controlaba desde inicios de 2022. De los más de 12 millones de acciones se pasó a los poco más de un millón.

El precio de las acciones de Twitter durante ese proceso de reducción en la posición de Ark Invest a lo largo de 2022, mientras tanto, pasó de los 39,50 dólares hasta los más de 50 dólares.

Un aumento sobre el que Wood no pudo capitalizar al desprenderse de sus títulos antes de que estas comenzaran su escalada.

Publicidad
Publicidad

La oportunidad de los 100 millones para Cathie Wood

Desde que Elon Musk anunció su intención de comprar Twitter el pasado 14 de abril hasta el 3 de mayo, las acciones de la red social han subido alrededor de un 7 por ciento, pasando por picos de hasta el 10 por ciento, que dejaron el precio de las mismas en torno a los 52 dólares.

Si el fondo de Wood, Ark Invest, hubiera mantenido su posición inicial de 2022, hubiera visto como su capital pasaba de los cerca de 507 millones a los más de 666 millones, fijando como precio de referencia la cifra máxima de 52 dólares alcanzado por Twitter el pasado 25 de abril.

En ese momento, sin embargo, Ark Invest contaba con tan solo 1,011 millones de acciones de la red social, que se traducían en un capital de unos 52 millones de dólares.

Es decir, que Cathie Wood optó por reducir el peso de las acciones de Twitter en su portfolio del 2 por ciento al poco más del 0,25 por ciento en uno de los mejores momentos de la empresa en los últimos seis meses, echando por tierra las opciones de aumentar significativamente sus ganancias gracias a una de sus compañías fetiche.

Wood está a tiempo de volver sobre sus pasos

A pesar de la oportunidad perdida por Wood, la buena noticia para la inversora es que, si quisiera, puede volver a aumentar el peso de Twitter en su cartera a un precio todavía asequible respecto a los máximos de cotización de la compañía.

La apuesta, sin embargo, volvería a ser arriesgada, puesto que el mercado parece optar por la cautela ante la nueva dirección que tomará la compañía bajo los mandos de Elon Musk, una vez se lleve a cabo su toma de control sobre la plataforma.

Publicidad

Tras rondar en abril estos precios de 52 dólares por acción que no registraban desde noviembre, los títulos de Twitter moderaron en los últimos días su valor hasta el campo de los 49 dólares.

Este espectro de cotización queda lejos de la cifra de 67 dólares que llegó a marcar hace un año, y está ligeramente por debajo de un precio objetivo promedio de 51,46 dólares establecido por un consenso de analistas que se mantiene a la espera de nuevos acontecimientos.

De los 38 expertos que emitieron recomendaciones respecto a la compañía, 32 decidieron dejaron posturas neutrales sobre la misma, en contraste con 3 recomendaciones de venta y 3 de compra. Un empate a todo que muestra el momento de transición que atraviesa la empresa fundada por Jack Dorsey.

Un ejemplo de esta paciencia ante el desarrollo de nuevos acontecimientos lo daba Deutsche Bank, que en su último informe apuntaba que "todavía no está claro cómo planea el Sr. Musk mejorar y arreglar la empresa".

Publicidad

Dicho esto, no obstante, el banco alemán destacaba que "como operador experimentado, el Sr. Musk es una persona muy creativa que piensa de forma innovadora, y estamos a la espera de conocer su visión estratégica para Twitter".

Wood, que siempre fue una fiel creyente en las habilidades de Musk, está a tiempo de desandar los pasos dados con Twitter desde principios de 2022.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de