La debacle de Wall Street es solo el comienzo de la tormenta bajista

El serio aviso de Wall Street sobre la debilidad del consumo minorista acerca la recesión y las correcciones en bolsa

Las ventas masivas que se vieron en Wall Street por el miedo a la inflación y la recesión solo son el principio de la tormenta bajista que está por venir, según explicaron los expertos consultados por finanzas.com.

Las espeluznantes previsiones de gigantes minoristas como Target o Wal Mart anticiparon una fuerte dentellada en los márgenes y beneficios de las cotizadas, a medida que los consumidores reducen su gasto para poder soportar la subida de los precios.

La combinación de menores ventas y mayores costes debido a los temidos efectos de segunda ronda sobre los salarios es ya una realidad inquietante al otro lado del Atlántico, pero los mercados europeos tampoco se librarán del impacto.  

Publicidad

La tormenta perfecta arrecia en Wall Street

“Es la tormenta perfecta, inflación que genera inflación y en algún momento se traslada también a los incrementos salariales, con lo que las empresas sufren y también lo hacen las bolsas”, dijo Fernando Luque, editor de Morningstar en España, en el podcast El cierre de finanzas.com.

El problema es que si la Fed no ve señales contundentes de caída de la inflación habrá más agresividad, porque su objetivo prioritario es controlar los precios, no soportar las bolsas.

“Lo que tienen que hacer es subir los tipos, pero no con incrementos poco a poco que no funcionan, con la inflación hay que tener mano dura y ellos lo saben perfectamente”, opinó Luque.

Publicidad

En estas condiciones, “a los bancos centrales no les va a quedar otro remedio que llevar la economía a la recesión”, dijo a finanzas.com Alfonso Escárate, experto en gestión de family office.

Publicidad

En cierta forma, existe la sensación entre los expertos de que los bancos centrales llegan ya demasiado tarde para implementar con pericia ese aterrizaje suave que el mercado espera.

“Están por detrás de la curva de inflación, llegan con retraso y tendrán que quitar toda la liquidez posible del mercado”, añadió Escárate.

Vienen más caídas en bolsa

Subir los tipos de interés y drenar liquidez significa simplemente que el dinero se encarece. En estas circunstancias, no sería extraño que el bono a diez años estadounidense alcanzara el 3,8 por ciento en rentabilidad, según opinó Escárate.

En este entorno la renta fija sería mucho más atractiva que la bolsa. Es la llave hacia más retrocesos. “Este año hay que tener mucho cuidado, vienen más caídas”, dijo Escárate.

“La dura realidad es que los mercados bursátiles mundiales se encuentran solo en las primeras etapas para poner en precio una desaceleración económica mundial que ya está en pleno apogeo”, dijo Clifford Bennett, economista jefe de ACY Securities.

Publicidad

En opinión de este experto, no se puede saber si se tratará de una fase correctiva de 6 a 18 meses o si será algo mucho más significativo. En opinión de Escárate, es probable que el S&P500 se vaya a los 3.200 puntos, lo que implicaría una caída del 18 por ciento.

Europa tampoco se librará del impacto…

Lo que se ha visto en Wall Street pasará igualmente en Europa. “También tenemos el riesgo de segunda vuelta y lo vamos ver, estamos muy por encima del objetivo de inflación del BCE, que ya llega tarde y va a tener que subir los tipos de interés”, añadió Luque.

En Europa “pasará lo mismo con los márgenes y los beneficios, las empresas ganarán menos dinero”, coincidió Escárate. Pero no solo las cotizadas verán mermadas sus cuentas de resultados. La cuestión tanto o más preocupante es lo que pasará con el consumo de las familias.

Como ya se ha visto en Wall Street, a los consumidores ya “les aprieta mucho el zapato de las hipotecas y están reduciendo sus gastos”, apuntó Escárate. Es lo que reflejan las previsiones de Target o Wal Mart.

Publicidad

Con este diagnóstico coincidió Luque, cuando apunto que “los tipos hipotecarios, que es un componente importante del gasto”.

…aunque las caídas deberían ser menores

La única ventaja con la que podrían contar las bolsas europeas es que “la subida del mercado no ha sido tan excesiva y las caídas deberían ser menores”, dijo Escárate.

El hecho de que la brecha entre los retornos del S&P500 y el Eurostoxx50 se esté cerrando apunta en este sentido.

Es más, según la última encuesta de Bloomberg entre estratega, los expertos esperan un recorte para el Eurostoxx600 del 2,5 por ciento de aquí a final de año.

Tampoco es que Europa tenga menos problemas con la guerra en Ucrania o la crisis energética. La cuestión es que los parqués del Viejo Continente tienen menos margen para caer porque ha escalado menos.

Publicidad

El broker más pesimista del panel de Bloomberg es TFS Derivatives, cuyos expertos calculan una caída del 13 por ciento este año. A juicio de Escárate, los retrocesos del Eurostoxx50 rondarán el 10 por ciento.

● Añada las noticias de finanzas.com a sus redes sociales: Twitter | Facebook | Linkedin | Flipboard. También en su app de mensajería: Telegram

En portada
Publicidad
Noticias de