Bruselas rebaja el crecimiento de España y eleva la inflación

Bruselas recorta su previsión de crecimiento económico de España para este año hasta el 4% y eleva la inflación al 6,3%

Bruselas ha recortado la previsión de crecimiento económico para España 1,6 puntos para este año, fijándola en el 4 por ciento. Al mismo tiempo ha elevado su proyección de la inflación al 6,3 por ciento de media.

Para 2023, el crecimiento previsto es del 3,4 por ciento, mientras que la inflación se situaría en el 1,8 por ciento. En las anteriores previsiones, Bruselas contemplaba una inflación del 3,6 por ciento en 2022 y del 1,1 por ciento el próximo año.

Publicidad

La Comisión Europea justifica este recorte por el impacto de la guerra de Ucrania y la subida de los precios.

Esta previsión de PIB avanzado por el Ejecutivo comunitario es ligeramente inferior al proyectado por el Gobierno de Sánchez, que estima un crecimiento del 4,3 por ciento este año y del 3,5 por ciento el próximo.

Un 2,7 por ciento de crecimiento para la zona euro

Esta cifra en cualquier caso es superior al 2,7 por ciento que Bruselas calcula para el conjunto de la zona euro.

«Se espera que la recuperación económica continúe en España a pesar de las perturbaciones creadas por la guerra de agresión rusa contra Ucrania. Las inversiones del plan de recuperación y resiliencia y la recuperación del sector turístico está previsto que apoyen el crecimiento económico en el horizonte de las previsiones», afirma el informe de la Comisión.

Publicidad
Publicidad

En este sentido, el informe destaca que el turismo ha sido el motor de la economía española desde la segunda mitad de 2021 y que el crecimiento económico se acelerará a partir del tercer trimestre de 2022.

Pendientes del gas natural ruso

En cualquier caso, la recuperación de la economía de la eurozona casi se detendría, mientras que los precios aumentarían con mayor rapidez, si se producen nuevas interrupciones en el suministro de gas natural de Rusia.

En un escenario severo, la economía comunitaria se expandiría alrededor del 0,2 por ciento este año, con una inflación superior al 9 por ciento, mientras que los gobiernos tratan de reemplazar las importaciones desde Rusia.

Estas son las primera previsiones de la Unión Europea desde que Rusia invadió Ucrania.

En portada
Publicidad
Noticias de