Amazon. Cuando la 5G es el arma definitiva en la guerra contra Microsoft

El lanzamiento de una red de 5G de Amazon para empresas da un paso más en su apuesta por su división de servicios en la nube

Amazon es un leviatán con múltiples cabezas. En su última apuesta de lanzamiento de una red privada de 5G para empresas, está dispuesto a pelear tanto como las empresas de telecomunicaciones como con su gran rival del momento, Microsoft.

La empresa fundada por Jeff Bezos y ahora dirigida por Andy Jassy anunció el 30 de noviembre que su red privada de 5G, llamada AWS Private 5G, buscará ayudar a empresas a "establecer y expandir redes privadas de 5G en sus lugares de trabajo en días en vez de en meses".

Publicidad

Y con esa premisa simple, la división de servicios web de la compañía, AWS, puede dar un paso más en un control de los sistemas en la nube que Amazon ha convertido en la referencia de su negocio, al margen de su plataforma de comercio electrónico.

AMAZON.COM (AMZN)AMAZON.COM (AMZN)

5,440,25 %
2.151,82

El salto de Amazon del cable a la nube

"Cada vez más y más empresas necesitan recopilar, analizar y transferir cantidades masivas de datos internos del gran número de dispositivos y sensores conectados a sus operaciones", explica Amazon en su comunicado sobre el lanzamiento de AWS Private 5G.

"Los clientes quieren aprovechar tecnologías móviles como la 5G porque ofrecen un largo alcance, mayor cobertura en exteriores, movilidad de dispositivos y una red de confianza", añade.

Publicidad
Publicidad

Es decir, que la 5G permite a las empresas conectar más dispositivos de forma más efectiva y barata, y transferir datos con mayor flexibilidad y confianza que la tecnología actual de tecnologías cableadas e inalámbricas.

Esa tecnología, no obstante, la suministran en España compañías como Telefónica, y la transformación de AWS de proveedor de servicios web a infraestructura de conexión interna dentro de la empresa, es una amenaza para las telecos.

Una transformación imparable

Ross Sandler, analista de Barclays, lo explica en su análisis sobre el futuro de la 5G en las empresas.

"Una de las tendencias estructurales de los últimos años ha sido la virtualización de las funciones de la red de telecomunicaciones, un proceso que se ha acelerado a nivel mundial debido a los despliegues de 5G", afirma.

"Las funciones realizadas por múltiples piezas de hardware que gestionan la conmutación, la seguridad de la red, los nodos de red, las redes de entrega de contenidos, la optimización y el análisis de la red, entre otras muchas, se han ido virtualizando gradualmente, un proceso que sigue en marcha", añade.

Publicidad

En este proceso, Sandler señala que empresas como Telefónica "ya se han asociado con AWS para alojar su núcleo de red 5G en la nube pública de AWS", un acuerdo al que también se han incorporado compañías como Vodafone, KDDI y SK Telecom.

"En estos acuerdos, el ecosistema institucional de ventas y desarrollo de Amazon será efectivamente el actor principal, mientras que las telecos proporcionarán, en esencia, una extensión de la red en la nube de Amazon con un acuerdo de reparto de ingresos entre ambas partes", apunta Sandler.

Amazon se convierte así, en un competidor directo de las mismas empresas de telecomunicaciones con las que firma acuerdos.

AWS como centro vital de Amazon

Sandler concede en su análisis que las empresas proveedoras de servicios en la nube como Amazon y Microsoft "todavía están en los primeros compases del plan de ruta de su negocio de telecomunicación", pero avisa de que a medida que mejoren y amplíen su propia capacidad, su presencia es un riesgo que puede afectar a las valoraciones de las empresas de telecomunicación tradicionales.

El problema, además, es que Amazon y Microsoft son las empresas líderes con diferencia en el suministro de servicios en la nube, por lo que parten con una ventaja devastadora sobre cualquier competidor que intente adaptarse a este nuevo contexto para las empresas.

Publicidad

La empresa dirigida por Andy Jassy, que antes de ser CEO de toda la compañía gestionó AWS durante años, es consciente de su posición de poder en el mercado, y sus esfuerzos pasan por hacer de AWS la piedra de toque de Amazon, al margen de la red logística de distribución de productos que la ha convertido en referencia mundial.

La relevancia de AWS quedó reflejada en que durante el tercer trimestre de 2021, supuso el 15 por ciento de los ingresos totales de Amazon, o en el hecho de que en los últimos anuncios realizados por la compañía, su división en la nube se ha convertido en el principal foco de innovación, cerrando acuerdos con empresas como Rivian o Pfizer.

En portada
Publicidad
Noticias de