Divisas

El bitcoin aplasta a sus críticos con una subida del 224%

La subida registrada por la criptodivisa en 2020 recuerda los avances salvajes de 2017

Bitcoin. JP Morgan culpa al trading automático del desplome y augura más caídas

El bitcoin simplemente no desaparecerá. Después de lo visto este año hay que aceptar que llegó para quedarse.

Y eso que su volatilidad sigue siendo extrema. Pero las caídas del 80% para los creyentes del bitcoin son bienvenidas como oportunidades de compra. Lejos de ser una debilidad, esto es una prueba de la longevidad de la clase de activos. 

La criptomoneda se recuperó un 224% este año, recordando los avances salvajes de 2017 a medida que se disparó a máximos históricos.

Dos ciclos de picos

Desde que la capitalización de mercado del bitcoin alcanzó los mil millones de dólares en marzo de 2013, ha habido dos ciclos de picos hasta máximos históricos, seguidos de reducciones de más del 80%. 

Cada uno de esos ciclos fue precedido por una reducción a la mitad de la recompensa del bloque. El primer ciclo podría descartarse como una anomalía y el segundo como una coincidencia. 

Pero una reducción a la mitad se produjo nuevamente en mayo, y el ciclo se repite ante nuestros ojos con la criptomoneda a un paso del pico histórico de la semana pasada. Ignorarlo ahora es descartar la evidencia de la historia.

El valor está en el número de usuarios

Al igual que las redes sociales, las criptomonedas obtienen su valor del número de usuarios. Podría construir una plataforma con las cualidades exactas de Facebook, e incluso algunas mejoras, pero lograr la masa crítica es otro asunto.

La criptomoneda sigue siendo un activo especulativo y es necesario que suceda más para asegurar su derecho a preservar la riqueza a lo largo del tiempo. La volatilidad tendría que disminuir y tendría que surgir un vínculo confiable con la inflación. 

Pero apostar en contra de que el bitcoin se recupere de la próxima caída es apostar contra la experiencia. Y su supervivencia pura y sanguinaria es lo que le da la mejor oportunidad de convertirse eventualmente en el último depósito de valor.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.

Intereses