Unos 400 trabajadores de Caterpillar protestan contra los despidos en Ginebra

Unos 400 trabajadores de Caterpillar, el mayor fabricante de maquinaria pesada del mundo, protestaron hoy ante la sede de la ONU y la del grupo empresarial estadounidense en Ginebra en contra de su decisión de prescindir de más de 2.200 trabajadores en Europa.

La mayoría de los asistentes eran empleados de la planta de Gosselies, situada en la región belga de Charleroi, que actualmente cuenta con más de 2.000 trabajadores y que el grupo pretende cerrar en su totalidad, según anunció en septiembre.

Los sindicatos calificaron de "escándalo lamentable" la decisión, que afectará de forma directa e indirecta a 8.000 personas de la región belga, que ya tiene un nivel de paro de 15 %, explicó a Efe Martine Cornet, delegada de la CNE, el sindicato más importante de la Bélgica francófona.

"Nosotros fabricamos máquinas pero no somos máquinas, somos seres humanos", recalcó la representante de los trabajadores de Gosselies, una planta que ya sufrió una reestructuración que suprimió 1.400 empleos hace dos años.

Además, Caterpillar planea despedir a 200 trabajadores de su filial en Irlanda del Norte, una decisión que, según explicó a Efe Donald O'Carthy, responsable de campaña del sindicato United Union, los empleados se verán obligados a acatar puesto que la legislación inglesa es "muy poco favorable al trabajador".

"Esta es una corporación que se preocupa más por obtener beneficios que por cuidar a sus trabajadores. Esta decisión destruirá comunidades enteras", denunció O'Carthy, que enfatizó la gravedad de la situación en Irlanda del Norte, "una región que ha salido de un conflicto" y en el "todos los puestos de trabajo son esenciales".

Ambos sindicatos están de acuerdo en que "ahora es momento de negociar con la empresa" y no descartan huelgas "más adelante", si son los propios trabajadores los que desean apostar por este mecanismo de presión.

La protesta ha contado con miembros de las fábricas de Alemania e Italia que quisieron solidarizarse con los trabajadores belgas y norirlandeses.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.