Un colectivo denuncia "intereses particulares" en el proyecto de la A-52

Un grupo de afectados por la conexión que unirá el parque empresarial de San Cibrao das Viñas, en Ourense, con la autovía A-52 ha retomado hoy sus protestas para exigir la supresión de este trazado al entender que no resuelve las demandas de los transportistas además de creer que no es necesaria.

"Es una obra que no es válida ni para el polígono ni para Ourense, sino para intereses particulares, pues aumenta la distancia con Vigo en 7 kilómetros y en dos, con Benavente además de incluir una pendiente del cinco por cien", ha esgrimido un integrante de la plataforma de afectados, Ramón Pereiro.

Durante una concentración celebrada ante la Subdelegación de Gobierno, los afectados se han quejado de que el actual proyecto de conexión incumple la Ley de carreteras, además de lamentar el impacto medioambiental de este proyecto que afectaría a decenas de viviendas, ubicadas muy próximas a la zona por la que transcurriría el vial.

Desde este colectivo, aseguran que muchos transportistas consultados no consideran válida esta alternativa, ya que supondría hacer más kilómetros y, por tanto, más consumo de gasolina, por lo que han reclamado a la Xunta de Galicia una solución tras denunciar las "graves deficiencias" en esta conexión con la A-52, a nivel de seguridad.

Entre las alternativas planteadas, otro integrante, David Rodríguez, ha explicado que, después de consultar con empresas de logística y de transportes, existen tres posibles soluciones, que no han ido adelante.

Una de ellas pasaría por el actual desdoblamiento de la N-525 algo, que permitiría aumentar así su capacidad de circulación con tramos más cortos y que tendrían menos pendiente que en el actual proyecto.

"La solución que proponemos nosotros costaría una tercera parte, es mucho más lógica y acortaría los tiempos con Vigo y Benavente, y no dicho por nosotros sino por los transportistas con los que hemos hablado", ha incidido Pereiro.

La Xunta de Galicia licitó el proyecto para la construcción de vial que conectará el polígono con la A-52, en el tramo entre la autovía y la N-525, por un importe que supera los 300.000 euros.

El nuevo vial ascendería a un importe de 15 millones de euros, financiado con fondos Fender, correspondientes al período operativo 2014-2020.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.