Tribu Woki duplicará red supermercados Barcelona para llegar a 18 millones

La cadena Tribu Woki ha emprendido un plan de expansión de sus supermercados biosaludables en Barcelona, por el que más que doblará su presencia en dos años y llegará a los 18 millones de facturación, para responder a la demanda de productos biológicos y competir con redes muy asentadas como la de Veritas.

Fundada por el argentino Guido Weinberg, Tribu Woki empezó su actividad hace diez años con un foco especial en los restaurantes saludables, basados en productos ecológicos locales, y con una presencia pequeña de supermercados, línea que ahora se ha decidido a potenciar.

"Estamos en un momento de fuerte demanda por la mayor concienciación sobre las ventajas de la comida ecológica pero también porque se han disparado las alergias e intolerancias y porque son los productos que ofrecen una mejor degustación", ha asegurado Weinberg, en una entrevista con Efe.

En el marco de su plan de expansión, Tribu Woki abrirá 14 mercados en los próximos dos años, con los que sumará un portafolio de 20 establecimientos, gracias a los cuales prevé alcanzar una facturación de 20 millones.

Estos locales se sumarán a los seis de los que ya dispone en Barcelona, donde acaba de abrir su sexto 'organic market', que está ubicado en el número 430 de la avenida Diagonal y dispone de una superficie de 360 metros cuadrados.

Los otros cinco establecimientos están situados en las zonas de Sarrià, Gràcia, plaza de Catalunya, Sagrada Familia y en el barrio del Poblenou de la capital catalana.

Además de ofrecer productos ecológicos que cubren prácticamente el cien por cien de la cesta de la compra, los nuevos supermercados cuentan con una zona de cafetería y ofrecen incluso menús que se anuncian como "nutricionalmente completos".

Weinberg presume de que los alimentos de sus establecimientos se obtienen todos mediante métodos tradicionales y sin emplear sustancias sintéticas o químicas, "lo que, además de las ventajas nutricionales que otorga, reduce el impacto medioambiental y fomenta una actividad económica más justa para el productor".

La apertura de cada supermercado supondrá una inversión de unos 300.000 o 500.000 euros y en estos locales los clientes encontrarán tanto referencias alimentarias 100 % 'bio', como productos de cosmética, dietética e incluso de yoga.

Weinberg, que desarrolló una carrera como ejecutivo financiero antes de aterrizar en Barcelona y fundar Tribu Woki, ha explicado que la financiación de las nuevas aperturas es completamente propia y que "reinvertimos todo lo que ganamos".

Entre sus proyectos de futuro, el emprendedor argentino planea elaborar su propio pan en una panadería que acaba de adquirir y que venderá en sus supermercados para poder así "controlar más la calidad".

En la línea de restaurante (Tribu Woki cuenta con 9 en la capital catalana y uno en Castelldefels), el grupo no tiene planes inminentes para crecer al considerar que se trata de un negocio que en Barcelona ya está muy saturado.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.