Putin admite que Rusia seguirá en recesión en 2016

El presidente ruso, Vladímir Putin, admitió hoy que la economía nacional se contraerá este año un 0,3 % y que el país no saldrá hasta 2017 de la recesión en la que se encuentra sumida desde hace tres años.

"El Gobierno espera que este año la economía se vuelva a contraer, pero ya sólo un 0,3 %", dijo Putin durante su tradicional "Línea directa" en la que responde en vivo a las preguntas de sus conciudadanos.

Recordó que el PIB ruso cayó un 3,7 % en 2015 y que, según las previsiones oficiales, crecerá un 1,4 % el próximo año.

En respuesta a la pregunta de si la economía se encuentra en una fase "blanca" o "negra", respondió que "gris", ya que "la situación se está enderezando".

"Lo principal no es imprimir dinero, lo principal es reformar la estructura económica. Esto es algo muy difícil, pero ya hay movimientos en esa dirección", dijo.

Destacó que, en particular, gracias al embargo a los productos perecederos occidentales, la agricultura rusa ha crecido este año más del 3 %.

Además, negó que las reservas se estén agotando y destacó que, aún en el caso de que no se inyecte dinero, "durarían como mínimo durante cuatro años".

Pero sí reconoció el aumento del número de personas que se encuentran bajo el umbral de la pobreza, que ya ha superado los 19 millones de los 145 millones de habitantes del país, la mayor cifra en más de una década.

"Ésta es una tendencia alarmante", aseveró.

Según estadísticas oficiales, el 13,4 % de los rusos vive bajo el umbral de la pobreza (10.000 rublos ó 120 euros mensuales), tres millones más que en 2014.

Según el informe divulgado recientemente por el Banco Mundial (BM), la economía rusa se contraerá este año un 1,9 %, ya que no aún no ha sido capaz de adaptarse a los bajos precios del petróleo y a las sanciones internacionales.

De esta forma, el BM empeoró sus previsiones para la economía rusa, ya que antes había pronosticado una contracción del 0,7 %.

Rusia confía en alcanzar en breve un acuerdo con el resto de países exportadores de petróleo para congelar la extracción a los niveles de enero, lo que, según el ministerio de Energía, podría elevar el precio del crudo hasta los 50 dólares por barril.

El Gobierno ruso ha anunciado un plan anticrisis para contener la recesión y la caída de los precios del petróleo, pero a renglón seguido admitió que no tiene dinero suficiente para financiarlo.EFECOM

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.