Puigdemont descarta acudir a cumbre presidentes y exige un trato "bilateral"

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se ha reafirmado hoy en su decisión de no acudir a la Conferencia de Presidentes Autonómicos, ya que está convencido de que el encuentro no servirá para lograr mejoras para Cataluña, que en su opinión merece un trato "bilateral".

Así lo ha afirmado hoy Puigdemont en el XXI Encuentro de Economía de S'Agaró, después de que la presidenta de la Fundación Internacional Olof Palme e impulsora de estas jornadas, Anna Balletbò, le haya exhortado a acudir a la Conferencia de Presidentes Autonómicos para hacer oír la voz de Cataluña.

Puigdemont ha explicado que el histórico de cumbres presidenciales demuestra que los acuerdos adoptados en estas reuniones no sirven para atender las demandas de Cataluña, sino para engrosar la lista de 46 puntos pendientes de cumplimiento por parte del Gobierno que el expresidente Artur Mas puso sobre la mesa hace dos años.

Ha recordado, además, que el clima de la última conferencia "no fue precisamente de diálogo y consenso" y que algunos dirigentes del PP, como Alberto Núñez Feijóo, ya han advertido que no aceptarán "nada que pueda satisfacer a Cataluña".

"Nos están diciendo que vayamos allí, que seguro que no saldremos satisfechos", ha apuntado Puigdemont, que cree que "las cosas ya están lo suficientemente claras por parte de todos" y que en Cataluña "nos hemos ganado ser tratados políticamente de manera bilateral".

Puigdemont ha querido dejar claro, además, que con su decisión de no asistir a la Conferencia de Presidentes no ha querido hacer un "desaire" al Gobierno. "Lo que es un desaire bastante importante", ha precisado, es que el Ejecutivo no haya atendido ninguna de las 46 peticiones que le formuló el presidente Mas.

En su intervención inicial, Balletbò, que fue 20 años diputada socialista en el Congreso de los Diputados, se ha mostrado muy crítica con la deriva independentista del gobierno catalán y su decisión de no asistir a la conferencia de presidentes autonómicos que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, convocará a finales de año con el objetivo de negociar un nuevo sistema de financiación para las comunidades.

"Me sorprende porque es la primera vez en la historia de Cataluña que la representación del Govern no quiere que se escuche su voz y más aún que no aporte ni haga valer sus posiciones", ha declarado Balletbò en presencia de Carles Puigdemont y de más de un centenar de empresarios.

"Ahora se reúnen todos los presidentes autonómicos para hablar de cómo se reparte el dinero, ¿y nosotros no estamos?", ha señalado Balletbò, que cree que un presidente de la Generalitat "no puede menospreciar en ningún caso y en ninguna circunstancia la financiación autonómica".

La impulsora de estas jornadas económicas ha reprochado también al presidente de la Generalitat que defienda la ruptura con España y, en cambio, "arrincone los instrumentos que nos da el Estatut de Cataluña para hacer política y tratar los asuntos públicos".

"¿Por qué ignora las leyes no recurridas en el Tribunal Constitucional para trabajar y hacer cosas", ha espetado a Puigdemont.

La exdiputada socialista se ha mostrado convencida que "tarde o temprano el catalanismo centrado volverá", un catalanismo "de puertas abiertas, inclusivo, que permita cohesionar nuevamente la sociedad con espíritu democrático, respetando el Estado de derecho y el principio de legalidad".

"Un catalanismo capaz de recoger las aspiraciones sociales, culturales, políticas y económicas de Cataluña. Es la ley de la historia, presidente", ha dicho Balletbò, que ha recordado que Cataluña ha proclamado la independencia cinco veces "con poco éxito".

Ha defendido, en este sentido, que Cataluña no ha de seguir "el camino hacia no sé qué ruptura" ni transitar "lejos de un proceso que lleva a la polarización y la frustración". "Y no podemos transgredir las leyes que nosotros también hemos ayudado a hacer y a aprobar en las Cortes", ha añadido.

En el acto de inauguración ha participado también el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, quien ha pedido un modelo de financiación autonómica más justo y un mayor apoyo de las administraciones, y en particular de la Generalitat, a la empresa privada.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.