Prisa espera ofertas vinculantes por Santillana a finales de abril

El grupo de comunicación Prisa ha pedido a los fondos de capital riesgo extranjeros interesados en Santillana que presenten sus ofertas vinculantes a finales de abril, lo que permitiría cerrar la venta antes de verano, ha señalado una fuente cercana al proceso a EFE Dow Jones.

En la reunión celebrada el 24 de febrero, el Consejo de Administración de Prisa preseleccionó varias de las ofertas no vinculantes que estos fondos habían presentado después de que la compañía, que tiene una deuda bancaria de 1.486 millones de euros, pusiera en marcha el proceso de venta antes de Navidades.

Sin embargo, los interesados, entre los que no se incluye ningún grupo industrial, no entregaron sus ofertas hasta hace tres semanas, ha detallado la fuente.

El precio, que la fuente no especificó, "está muy lejos de los 2.000 millones de euros que salieron en la prensa (...) pero tiene que ser un número que sea suficientemente atractivo para reducir la deuda y dejar una empresa relativamente limpia".

En cualquier caso, el importe será superior a los 1.000 millones, ha añadido la fuente.

"Ha habido el interés que se esperaba. Para el mundo del capital riesgo, esta es una operación grande", ha apuntado.

Prisa anunció hace unos meses que estaba valorando una desinversión total o parcial de Santillana, su negocio más rentable.

Una portavoz del grupo declinó hacer comentarios sobre el proceso de venta de esta división.

La compañía tendrá que hacer frente en 2018 al vencimiento del segundo tramo de su préstamo sindicado, para lo que deberá desembolsar 956,5 millones, un pago muy difícil de satisfacer únicamente con los beneficios que genere la empresa de aquí a esa fecha.

Desde 2008, Prisa, que publica el diario El País y es dueña de la Cadena SER, ha pagado 3.500 millones de deuda y alrededor de 1.000 millones en intereses y gastos financieros, ha señalado la portavoz.

El elevado apalancamiento del grupo se debe en parte a la toma de control de la totalidad de Canal Plus en la pasada década.

La compañía invirtió 2.000 millones en la transacción en un momento en el que fluía con facilidad el crédito bancario, máxime para un conglomerado que generaba 4.500 millones en ingresos anuales.

Prisa llegó a acumular una deuda máxima de 5.100 millones tras esta operación.

En esa coyuntura y con el importante vencimiento de la deuda en el horizonte cercano, los dos accionistas de Santillana, la propia Prisa, con un 75 %, y el fondo de inversión Victoria Capital Partners, con un 25 %, contrataron a Goldman Sachs, Mediobanca Banca di Credito Finanziario e Itau CorpBanca para vender el activo más preciado del grupo, ha explicado la fuente cercana al proceso.

Ninguno de estos tres bancos quiso realizar comentarios al respecto.

Santillana es el principal generador de beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización (ebitda) de Prisa.

Una vez que Prisa reciba las propuestas definitivas de los fondos de capital riesgo a finales del próximo mes, se tomará un plazo de unas dos semanas para analizarlas e iniciará un proceso de discusión y de firma de contratos durante el mes de mayo, ha dicho la fuente.

"La operación debería cerrarse antes del verano", ha añadido.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.