Los preferentistas recuerdan la "estafa" y el "abuso" que sufrieron por estos productos bancarios en la crisis

El portavoz de los afectados gallegos critica el trato recibido con las condiciones del rescate con unos arbitrajes calificados como "ultrajes".

Bankia_recibe_al_cierre_del_año_5.245_demandas_por_su_salida_a_Bolsa_en_2011_0

La voz de los miles de ahorradores minoritarios afectados por la comercialización de las participaciones preferentes hasta bien entrada la crisis económica ha dejado en la comisión que investiga el rescate bancario en el Congreso un reguero de casos dramáticos y de responsabilidades. "Arbitraje, ultraje"; "estafa"; o "abuso" han sido algunas de las consideraciones que ha expresado Xesús Domínguez, miembro de la Coordinadora de Plataformas de Afectados por las Participaciones Preferentes y Obligaciones Subordinadas en Galicia, una de las comunidades más afectadas por este conflicto al ser unos productos vendidos masivamente por las antiguas cajas de ahorro de la región.

Domínguez ha denunciado -camiseta reivindicativa en mano- lo que considera como fraude, estafa y abusos cometidos por la banca y las cajas de ahorros al colocar las preferentes entre inversores que, en muchos casos, no tenían conocimientos financieros para asumir el riesgo de esos productos. Y ha señalado al actual Gobierno por permitir que las medidas negociadas en el rescate financiero incluyeran el arbitraje de las preferentes, un sistema tildado de "ultraje" al imponer quitas de hasta un 70% a los titulares de esos activos, aunque en muchos casos los afectados han recuperado todo lo invertido al acudir directamente a la vía judicial.

Por eso, Domínguez ha acusado al Ejecutivo de Mariano Rajoy de "dejar tirados a todos los preferentistas", y ha criticado a los supervisores de la banca (Banco de España) y los mercados (CNMV) de permitir el "robo" a los pequeños inversores. Además, el portavoz de los afectados ha recordado que ningún directivo bancario ha sido condenado por esta pésima comercialización ni ningún responsable político o supervisor ha asumido responsabilidad alguna hasta el momento. Domínguez ha recordado que el Gobierno ha dicho siempre que tuvo que aceptar las condiciones impuestas desde Bruselas para poder recibir el rescate bancario, pero fue al revés: "España fue un conejillo de indias" y aquí se aplicó un régimen jurídico a los ahorradores que aún no había entrado en vigor en el resto de Europa.

También ha cargado contra el ministro de Economía, Luis de Guindos, quien vendió estas preferentes a través de Lehman Brothers. El portavoz de los afectados por las preferentes gallegas ha recordado durante su comparecencia que Manuel Conthe, ex presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, y el Banco de España en 2002 alertaron sobre estos productos, sobre todo por su traducción del inglés, que reciben la denominación 'preferred shares'. No se trata de "acciones preferentes", sino que sus titulares tenían preferencia en el cobro en caso de quiebra, pero las cajas de ahorro no tenían accionistas, por lo que no serviría en caso de una quiebra. Conthe exigió cambiar el nombre, pero su opinión cayó en saco roto. Pocos años después, la CNMV volvía a registrar nuevos folletos de emisiones de estas participaciones, cuya rentabilidad era muy inferior a lo que se exigía en otros mercados europeos -7% frente al 14%-, tampoco estaban respaldadas por el Gobierno o el Estado, cotizaban en los mercados secundarios, y no primarios, y los tenedores no tenían ni derecho a voto ni liquidez.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.