La inversión extranjera en Euskadi cayó un 43,7 % en 2015

La inversión extranjera en Euskadi cayó un 43,7 % en 2015, al pasar de los 1.409 millones invertidos en 2014 a 794 el año pasado, según los datos difundidos hoy por el Ministerio de Economía y Competitividad.

Ese importante retroceso contrasta con el aumento del 11 % registrado en el conjunto de España, donde la inversión extranjera ascendió a 21.724 millones de euros y supuso el quinto mejor registro desde el año 2000.

En el País Vasco se pasó de 1.072 millones invertidos en 2013, a 1.409 en 2014, pero el año pasado hubo un fuerte descenso del 43,7 por ciento.

Por comunidades autónomas se aprecian grandes diferencias, ya que en algunas como Asturias (-97,9 %) o Extremadura 8-82,4 %) ha habido importantes retrocesos interanuales mientras que en otras la inversión extranjera prácticamente se duplicó respecto a 2014.

Ello se debe a que la inversión recibida tuvo un alto grado de concentración derivada del efecto sede, esto es, inversiones que se consignan en la autonomía donde las empresas tienen su sede social, principalmente Madrid y Cataluña.

Estas regiones fueron receptoras del 46,5 % y 22 % del total, 10.093 y 4.783 millones de euros respectivamente, con un descenso del 1,2 % en Madrid y un aumento del 57,8 % en el caso de Cataluña.

Asimismo, es destacable el importante aumento que se anotaron Andalucía (565 millones de euros, 2,6 % del total e incremento interanual del 99,4 %) y Murcia (2,4 % del total, con 518 millones de euros en 2015 frente a 44 millones en 2014).

Para el Gobierno, el incremento del 11 % en el conjunto del país apunta a la consolidación del cambio de tendencia iniciado en 2013 hacia la recuperación de la inversión productiva extranjera (es decir, que excluye las Entidades de Tenencia de Valores Extranjeros, ETVE).

En términos netos (inversión bruta menos desinversión), el aumento de la inversión productiva fue del 7,9 %, y alcanzó los 16.184 millones de euros (15.000 millones en 2014).

Desde el punto de vista geográfico, y considerando los países de origen último -lugar de donde procede la inversión, excluyendo países de tránsito fiscal-, los mayores inversores fueron Luxemburgo (16,5 %, 3.584 millones de euros), España (15,1 %, 3.273 millones de euros), Holanda (12,8 %, 2.777 millones de euros), Francia (9,9 %, 2.140 millones de euros), Estados Unidos (7,3 %, 1.581 millones de euros) y Reino Unido (6,0 %, 1.311 millones de euros).

Estos seis países concentraron el 67,5 % del capital invertido en España en 2014.

El hecho de que España se sitúe en segundo lugar se explica porque la inversión técnicamente procede del extranjero, pero el titular último es residente en España, lo que se denomina inversión "de ida y vuelta" o "round-trip investment".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.