La inflación interanual en Alemania se sitúa en junio en el 1,6 %

La tasa de inflación interanual en Alemania volvió a subir ligeramente en junio y se situó en el 1,6 %, después de que en mayo bajara hasta el 1,5 % desde el 2 % de abril, según la Oficina Federal de Estadística (Destatis), que confirmó así los datos provisionales difundidos el 29 de junio.

El desarrollo de los precios de la energía tuvo un efecto de freno sobre el índice de precios al consumo (IPC).

Los precios de la energía se mantuvieron respecto a junio del año pasado y continuaron así debilitándose, después de que ya en mayo la subida fuera sólo del 2 % interanual, frente al 5,1 % de abril y marzo.

En junio, algunos productos energéticos se encarecieron ligeramente respecto al año anterior, por ejemplo, la electricidad, el gasóleo ligero y los carburantes, con una subida del 1,5 %, el 0,9 % y el 0,2 %, respectivamente.

Por contra, el gas se abarató un 3,2 % y las tarifas para calefacción central y urbana, un 1,1 %.

Sin tener en cuenta el impacto de la energía, la tasa de inflación se situó en junio en el 1,8 %.

En tanto, los alimentos volvieron a encarecerse en junio, un 2,8 % interanual, después de subir un 2,4 % en mayo y un 1,8 % en abril.

Más caros que hace un año resultaron principalmente las grasas y aceites, que aumentaron un 25,9 %, y en particular la mantequilla, que subió un 59,5 %.

También los productos lácteos se encarecieron -un 13,2 %-, así como el pescado y sus derivados -un 3,4 %- y la carne y los elaborados cárnicos -1,8 %-, mientras que los precios de la verdura descendieron un 3,2 %.

Sin tener en cuenta el impacto de la energía y los alimentos, la tasa de inflación se situó en junio en el 1,6 %.

Mientras, los precios para otros bienes se encarecieron en junio en términos generales un 1,5 % interanual.

Así, subieron considerablemente los precios de periódicos y revistas (4,6 %), de tabaco (4,2 %) y de productos farmacéuticos (3,0 %), mientras que la electrónica de consumo se abarató un 2,6 %.

En el sector servicios, los precios subieron un 1,7 % interanual, influidos de manera decisiva por la subida de los alquileres de viviendas -un 1,8 %-, pues constituyen uno de los principales gastos del consumidor privado.

Se encarecieron más aún los viajes organizados -un 5,6 %- y el mantenimiento y reparación de vehículos -un 3,3 %-.

Otros servicios, en particular los que prestan instituciones sociales, se abarataron, en este caso, un 7,0 %.

En tanto, el IPC subió en junio un 0,2 % respecto a mayo.

El IPC armonizado para Alemania, el que se calcula con criterios comunitarios, se elevó en junio un 1,5 % en términos interanuales, mientras que respecto a mayo subió un 0,2 %.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.