La confianza de los consumidores brasileños cae en marzo

El Índice de Confianza del Consumidor (ICC) en Brasil retrocedió 5,1 puntos en marzo en relación con febrero y, al ubicarse en 91 enteros, registró el menor nivel desde octubre de 2018, informó este miércoles el Instituto Brasileño de Economía de la Fundación Getulio Vargas.

De acuerdo con el estudio, la caída de este mes se debe a la incertidumbre que generan el lento ritmo de la recuperación económica del país y la demora en el avance de las reformas anunciadas por el Gobierno.

Con el resultado de marzo, el índice acumuló una pérdida de 5,6 puntos en los dos últimos meses, es decir el 42 % de la alta acumulada entre septiembre de 2018 y enero de 2019.

Según el informe, tanto las evaluaciones sobre la coyuntura actual, como las expectativas futuras empeoraron.

Después de cuatro meses consecutivos de alzas, el Índice de Situación Actual (ISA) retrocedió 1,5 puntos y se ubicó en 76,6 enteros, impulsado por la percepción negativa de los brasileños sobre la situación económica del país y las finanzas familiares.

En cuanto a las expectativas de los consumidores brasileños para los meses futuros, el índice cayó 7,6 puntos, con lo que llegó a los 101,4 enteros, el menor resultado desde octubre del año pasado (95,3).

La confianza de los consumidores también se vio opacada por el bajo optimismo de los brasileños frente al futuro de la situación económica del país, que bajó 8,3 puntos -ubicándose en los 118,3 enteros- el menor índice desde octubre de 2018 (106,0) y el que más contribuyó con la caída de la confianza en marzo.

La situación financiera de las familias brasileñas para los meses futuros también fue pesimista para los brasileños, índice que se ubicó en los 100 puntos, tras caer 5.0 enteros en marzo.

Con la baja satisfacción del momento actual y su pesimismo frente al futuro económico del país, los consumidores brasileños no dan prioridad a las compras.

Según el estudio, el indicador que mide la intención de compras de los brasileños en los próximos meses cayó 7,8 puntos y se ubicó en los 84,8 enteros, el menor valor desde diciembre de 2018.

La caída de la confianza de los consumidores brasileños en marzo se dio en todas las franjas socioeconómicas del gigante sudamericano.

Brasil sufrió en 2015 y 2016 la mayor recesión en su historia, con una caída acumulada del PIB de cerca de 7 puntos porcentuales, y la economía comenzó a recuperarse en 2017 pero con un ligero crecimiento del 1,1 %, porcentaje que se mantuvo en 2018.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.