La CEP no ve "adecuado" ni "dialogante" que se audite aparte etapa de gestora

El presidente de la Confederación de Empresarios de Pontevedra (CEP), Jorge Cebreiros, no ve "adecuado" ni "dialogante" que se vaya a auditar aparte el mes y diez días que la gestora de presidentes provinciales estuvo al frente de la patronal gallega (CEG) a finales de 2015.

Cebreiros se ha declarado "sorprendido" por el anuncio del presidente de la CEG, Antonio Dieter, de encargar dos auditorías de las cuentas de la entidad; una bajo el mandato de su predecesor, José Manuel Fernández Alvariño, y otra del mes y diez días en los que los vicepresidentes se "comieron el marrón".

Ha proclamado que no tiene "nada que ocultar" y se ha preguntado si hizo "algo mal" al firmar todas las nóminas y los proyectos PEXGA, y ha añadido que si no lo hizo más allá del 30 de diciembre fue porque no tenía garantizada la "seguridad jurídica".

Respecto al nombramiento del tesorero y el contador de la CEG, Cebreiros ha subrayado que la CEP insiste en su negativa por "coherencia", pues en el comité ejecutivo del 27 de enero dijo que había que abordar "problemas de mayor calado".

Ha recordado que ese día Dieter Moure se comprometió a informar previamente a los presidentes provinciales, pero "ninguna de las dos cosas se cumplieron", ha alegado.

Cebreiros ha reseñado que el mismo día que Antonio Dieter ganó las elecciones en la CEG lo felicitó y se puso a su disposición "con total lealtad, sin dobleces".

"La CEP va a estar lealmente al lado de los que cumplen los estatutos y de lo que se acuerda en los comités ejecutivos y juntas directivas", ha aseverado.

Con vistas a la próxima asamblea general de la CEG, a la que se someterán las cuentas de 2014 y 2015, ha avanzado que la CEP exigirá el cumplimiento de los "compromisos" de Dieter, como la limitación de mandatos y la revisión del número de vocales y de la validez de alguna organización que pueda estar incumpliendo los estatutos.

Además, la patronal pontevedresa pedirá una representación en la asamblea acorde con lo que "se merece" por número empresas.

Cebreiros ha hecho hincapié en que aspira a que la CEG tenga la "estabilidad absoluta" de la que goza, a su juicio, la patronal pontevedresa, más allá de los dos primeros meses de su mandato.

Preguntado por la impugnación por vía judicial de las elecciones que hoy hace justo un año ganó, ha indicado que "las dudas no son buenas", y ha añadido que en cuanto haya una sentencia se cumplirá su contenido "al día siguiente, diga lo que diga".

Ahora bien, ha proclamado que del proceso judicial abierto ha salido "internamente fortalecido", dado que no se le cuestiona ni se le acusa de nada ni a él ni a su equipo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.