La Cámara de Tarragona escribe a Rajoy por problemas en infraestructuras

La Cámara de Comercio de Tarragona ha escrito al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre los problemas crónicos que sufre esta provincia en infraestructuras.

El presidente de la Cámara de Comercio de Tarragona, Andreu Suriol, en el tradicional encuentro de Navidad con los medios ha mostrado su agotamiento de "reclamar por todas las vías" que "arreglen de una vez estos problemas".

Las reivindicaciones de Tarragona son crónicas: el Corredor del Mediterráneo está estancado, la autovía A-27 pendiente de acabar desde hace años y el estado general de la red viaria y ferroviaria "ahuyenta inversiones", ha criticado Suriol.

La carta, ha confesado, la envían sin muchas esperanzas tras haber cortado carreteras, participar en foros, impulsar y firmar manifiestos y, en el caso del Corredor del Mediterráneo, aliarse con las autoridades catalanas y valencianas, sin resultado alguno.

Suriol ha repasado los problemas de las empresas para invertir y generar riqueza, desde "tener que cambiar de tren cubas de productos químicos con una grúa para que pasen pasajeros" hasta la falta de un veterinario 24 horas en el puerto, lo que perjudica al tráfico de animales vivos.

La pasividad del Gobierno central para solucionar problemas endémicos se ve fortalecida, según Suriol por una "falta total de liderazgo en el territorio", que ha quedado patente en el aplazamiento de los Juegos Mediterráneos del 2017 al 2018.

"Aquí entró un determinado partido político a gobernar para sacar adelante los juegos y ya se ha visto de qué ha servido", ha dicho Suriol en referencia al pacto PSC-PP-UDC.

Suriol ha mostrado hartazgo y agotamiento de "tener que hablar siempre de lo mismo", y ha reivindicado el abaratamiento de la energía para "poder captar nuevas inversiones". "Cualquier empresa nueva tira para atrás cuando ve lo que cuesta", ha ejemplificado.

"Covestro no se muda a África, donde el coste salarial es más barato, sino a Alemania, donde el coste de la energía es un 30 % más barato que en España", ha espetado.

Suriol, de 70 años de edad, también ha anunciado que no se presentará a la reelección porque "aunque cuento con un equipo humano excelente, hace falta alguien con mucha energía para lidiar con todo esto".

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.