Hacienda ha inyectado 174.000 millones extra a las comunidades

Hacienda ha inyectado 174.000 millones extra a las comunidades

Cataluña_y_Zaragoza_ocultaron_1.518_millones_de_gasto_público_en_2013_0
 «En España no quebrará ninguna comunidad autónoma». El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha repetido esa afirmación en varias ocasiones los últimos años. Y es que una de las consecuencias de la crisis de deuda es que a la mayoría de las comunidades vieron como los mercados les cerraban el grifo. Los inversores no se fiaban de unas regiones con elevado déficit, facturas en los cajones y con las agencias de ratings degradando la calificación de sus bonos un mes tras otro. Para paliar esta situación, el Gobierno puso en marcha en 2012 varios mecanismos extraordinarios de financiación destinados, en principio, para las regiones que incumplían los objetivos de estabilidad. Así surgió el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) o el Plan de Pago a Proveedores. Posteriormente se han sumado otros instrumentos como el Fondo de Facilidad Financiera -para que las comunidades cumplidoras también pudieran beneficiarse de los bajos tipos de interés del Tesoro-. Así, desde 2012 y hasta el primer semestre de 2017 (ya se ha anunciado el reparto de 12.000 millones hasta junio) el Estado ha inyectado a las comunidades 174.082 millones a través de estos mecanismos, según datos del Ministerio de Hacienda. 
Con este dinero los gobiernos regionales han pagado las deudas a sus proveedores -aunque todavía tardan en pagar por encima del límite de 30 días- especialmente los relacionados con sanidad (convenios con farmacias) o educación.

La principal beneficiaria de estas ayudas es Cataluña, que en estos años ha obtenido 57.236 millones. Le sigue la Comunidad Valenciana con 38.233 millones y Andalucía con otros 26.577 millones. Los gobiernos regionales denuncian que deben acudir a este 'rescate' del Gobierno porque los recursos del sistema de financiación ordinarios no son suficientes para cubrir los gastos del Estado de bienestar. Y es que las comunidades autónomas gestionan los servicios públicos más importantes como la Educación, Sanidad y los Servicios Sociales. 

Condonación de la deuda

En cualquier caso, este trasvase de recursos ha provocado que el Estado ya sea el principal acreedor de la mayoría de comunidades. Posee de media el 50% de la deuda regional aunque supera el 60% en ocho comunidades (Andalucía, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Cataluña, Murcia y la Comunidad Valenciana) con datos del tercer trimestre de 2016. Es decir, que esos porcentajes se habrán incrementado ya. 
La pregunta es ¿podrán devolver las comunidades esas cantidades al Estado? Una de las posibilidades apuntadas desde Fedea es que esa deuda sea condonada. Una medida que solicitarán algunas comunidades y que Hacienda podría plantearse estudiar sólo para aquellas que tengan una financiación desfavorable. Sin embargo, contaría con el rechazo de las regiones que cumplieron con el déficit y no necesitaron de estos recursos extra. En cualquier caso, los expertos coinciden en que el FLA fue un sistema «de urgencia» que no puede prolongarse en el tiempo por las «distorsiones» que genera en la financiación. 

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.