Generalitat invierte 870 millones de euros en políticas de empleo en 2017

El departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias invertirá 870 millones de euros en políticas activas de empleo y de lucha contra el paro en este año 2017, que repercutirán en 326.000 personas.

En rueda de prensa, la consellera de Trabajo, Dolors Bassa, ha informado de que el objetivo de estas políticas es el "fomento del empleo" y que este sea de "calidad".

La consellera ha querido remarcar que esta inversión incidirá en los colectivos "más vulnerables" de la sociedad y las necesidades territoriales.

En concreto, Bassa ha destacado que dentro de estos colectivos vulnerables, más del 50 % son parados de larga duración, un colectivo que recibirá un programa especial de apoyo de 22,3 millones de euros.

Por ello, la consellera ha explicado que es importante que haya una "trazabilidad" que garantice que "la orientación y la inserción" sean "prioridades" de estos programas, con la intención de ofrecer una "caja de herramientas" y un "acompañamiento" a los usuarios para su inserción en el mundo del trabajo.

Además, Bassa ha hecho una mención especial a la "política de género" que incluyen estos programas para reducir la brecha salarial entre mujeres y hombres y las discriminaciones directas o indirectas hacia las mujeres.

De la cifra total de 870 millones de inversión hecha por el Departamento de Trabajo, el Servicio Público de Ocupación (SOC) invierte 438,7 millones de euros en políticas activas de ocupación, de los cuales se encargará de gestionar 328,7 millones en programas.

La directora del SOC, Mercè Garau, ha indicado el destino de esos 328,7 millones, que beneficiarán a 229.000 personas.

En concreto, 78,9 millones irán a programas de orientación profesional; 124,9 millones a programas de cualificación profesional; 66,7 millones al fomento del empleo; 53,7 millones a la promoción del empleo y el desarrollo económico local; 1,2 millones a fomentar la movilidad demográfica y 3,1 millones en la gestión de la colocación en el mercado de trabajo.

Garau ha enfatizado que sus oficinas de trabajo atendieron a 2 millones de personas en 2016, ya ha precisado que, de los 30.000 puestos de trabajo ofrecidos por las empresas el año pasado en sus oficinas, el 45,7 % fueron cubiertos por personas inscritas en ellas.

Por su parte, el secretario general del departamento, Josep Ginesta, ha querido destacar la "recuperación" de población activa en 2016. Para Ginesta, este dato va en línea con uno de los objetivos del departamento para el mandato, que es el de crear puestos de trabajo y que estos sean de "calidad".

Ginesta también ha comentado que una de las propuestas europeas en el marco del fomento de la ocupación es la de regionalizarlas, iniciativa que ha catalogado como una "asignatura pendiente" en España y ha reclamado para Catalunya la gestión de la políticas pasivas de empleo.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.