El PE pide retirar obstáculos a compras por internet desde otros países de UE

El pleno de la Eurocámara aprobó hoy un informe que aboga por retirar los obstáculos a las compras por internet de otros estados miembros para los que existe un "bloqueo geográfico injustificado".

El objetivo es que las páginas web no den condiciones distintas al comprador ni le bloqueen debido a su nacionalidad, lugar de residencia o localización, formas de discriminación al consumidor que van en contra del espíritu mismo del mercado interior.

Aunque el comercio electrónico es según la Comisión Europea "clave" para el crecimiento porque tiene un incremento anual del 13 % de media, solo el 15 % de los clientes compra en línea en otro país de la Unión y el 8 % de los comerciantes realiza ventas transfronterizas (en comparación con el 24 % a nivel nacional).

La futura normativa, que deja fuera todavía importantes excepciones para los consumidores como los servicios audiovisuales o los contenidos protegidos por derechos de autor, sí establece una lista de casos en los que las empresas que venden por internet deberán tratar igual que a sus clientes locales al resto de compradores de la Unión Europea.

Es el caso de las compras de artículos textiles, así como electrodomésticos o productos de electrónica cuando la entrega al cliente tenga lugar en un Estado miembro en el cual el comerciante ofrece la venta y distribución del producto en sus condiciones generales, o si se trata de un punto de recogida acordado por ambas partes cuando el comerciante ofrezca esa opción.

Igualmente, deberán proporcionarse sin discriminación servicios a través de internet y que no estén protegidos por derechos de autor, como almacenamientos en la nube, cortafuegos, almacenamiento de datos o alojamiento de páginas web.

Asimismo, la normativa abarca los servicios facilitados en las instalaciones del proveedor o en una localización en la que éste opera, como estancias hoteleras, entradas para eventos deportivos, alquiler de vehículos, festivales de música o entradas a parques temáticos.

Los eurodiputados han accedido a exceptuar de la normativa contra el llamado "geo-bloqueo", como proponía la Comisión Europea, a los contenidos con copyright, principalmente por las disputas transfronterizas de derechos de autor.

Pese a ello, el texto aprobado por amplia mayoría por el Europarlamento sí establece una cláusula de revisión para que la Comisión Europea estudie dentro de dos años incluir en el futuro en el reglamento contenidos como libros electrónicos, música o videojuegos.

"Desafortunadamente, los legisladores europeos han fallado a la hora de hacer frente al geo-bloqueo para contenido audiovisual como deportes, películas o música y libros electrónicos", señaló la directora general de la organización de consumidores europea (BEUC), Monique Goyens.

Pese a todo, Goyens destacó que la nueva normativa significa "un primer paso adelante" y se mostró satisfecha que los servicios ahora exceptuados sean revisados en un periodo de dos años.

Fuera quedan también de la normativa los servicios audiovisuales y el transporte, dos sectores claves y sensibles para las economías de algunos de los grandes países de la UE, como Francia, Alemania o Italia.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.