El paro registrado en Aragón baja en abril hasta los 87.747 desempleados

El paro registrado en Aragón se ha situado en abril en 87.747 desempleados tras descender en 1.894 personas respecto a marzo y 11.891 en referencia al mismo mes del año pasado, lo que convierte a la comunidad en la tercera donde porcentualmente más se ha reducido.

El número de desempleados registrados en Aragón ha disminuido un 2,11 por ciento respecto al mes anterior y un 11,93 sobre el mes de abril de 2015, ha informado el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, según el cual el número de parados en el conjunto del país se ha situado en 4.011.171 personas, el más bajo desde 2010, tras caer en 83.599 personas respecto a marzo.

Zaragoza ha sido la provincia donde más ha descendido el desempleo respecto al mes de marzo, en 1.689 personas, un 2,43 por ciento, y lo ha hecho en 9.230 en referencia al mismo mes del año anterior.

En la de Teruel ha bajado respecto a marzo en 214 personas, un 2,58 por ciento, y en 1.178 sobre abril del año anterior, un 12,71 por ciento, mientras que en la de Huesca, el paro ha subido en 9 personas, un 0,08 por ciento, aunque a nivel interanual acumula un descenso de 1.483 personas, un 11,10 por ciento.

El paro ha descendido en todos los sectores, más en el de servicios, con 850 desempleados menos, seguido de la construcción (434), la agricultura (355) y la industria (256), mientras que hay una persona más desempleada entre quienes no tenían empleo anterior.

Son los servicios también los que acumulan el mayor número de parados, con 56.116, seguido de la industria (10.406), el colectivo sin empleo anterior (7.850), la construcción (7.636) y la agricultura (5.739).

En la Comunidad, se formalizaron en abril 40.825 contratos, 1.058 más que en marzo (2,66 %) y 3.972 más que el mismo mes de 2015 (10,78 por ciento más). Del total de contratos, 36.568 fueron temporales y 4.257 indefinidos.

Desde enero, el número de contratos registrados en Aragón se sitúa en 153.103, casi el 90 por ciento temporales, 137.733, y el resto indefinidos, 15.370.

A 31 de marzo, el número de personas que percibían alguna prestación en Aragón ascendía a 41.644, menos de la mitad del total de desempleados, lo que supone un gasto total de 36,7 millones de euros.

La consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, ha expresado hoy un "moderado optimismo" por el descenso del paro en abril y ha destacado el aumento de la contratación indefinida.

Tras señalar que no hay que fijarse "exclusivamente en los números" y que hay que valorar la calidad del empleo, ha advertido como dato positivo el aumento un 22,01 por ciento de la contratación indefinida respecto a hace un año.

El sindicato CCOO ha valorado la bajada del paro, pero ha insistido en la necesidad de cambiar el modelo productivo, aumentar las prestaciones por desempleo e implantar una renta básica.

A su juicio, es el momento de recuperar el diálogo social como instrumento básico y la creación de un plan de empleo urgente dirigido con prioridad hacia las personas jóvenes, mujeres y parados de larga duración, al tiempo que se dé cobertura a los miles de hogares sin ingresos.

Por su parte, UGT ha advertido de la contradicción existente entre el descenso del número de desempleados y el "casi nulo dinamismo" de la creación de empleo, según los datos de afiliación a la Seguridad Social.

En su opinión, es necesario una reforma del sistema y crear una red nacional con una prestación de ingresos mínimos para poder dar cobertura a los que no encuentran todavía un empleo, que es cada vez más precario con contratos temporales y a tiempo parcial.

Los empresarios aragoneses de la CEOE han expresado asimismo su satisfacción por la positiva evolución del paro y han reclamado más apoyo a la actividad empresarial privada de la comunidad, que genera el 82 por ciento del empleo.

Pero esta tendencia depende, han advertido, de la competitividad de las empresas, del avance en la erradicación de la morosidad, de la eliminación de trabas y duplicidades burocráticas y de la reducción de costes, como los energéticos y las cotizaciones sociales, entre otras medidas.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.