El Gobierno chino afirma estar dispuesto a dejar caer las "empresas zombis"

El Gobierno chino anunció hoy que está dispuesto a dejar caer lo que calificó como "empresas zombis" dentro de sus planes para reducir los excesos de capacidad en las industrias del carbón y el acero.

El ministro de planificación económica, Xu Shaoshi, quien preside la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo, dijo hoy en una rueda de prensa en Pekín que las autoridades pondrán adelante estos planes incluso si provocan quiebras corporativas y un aumento del paro.

"Las diferentes autoridades locales diseñarán sus medidas y los pasos que se tienen que dar en función de sus condiciones y el Gobierno central introducirá algunas políticas de apoyo para ayudarles a solucionar el problema del exceso de capacidad y a deshacerse de las empresas zombis", afirmó Xu.

El responsable de la planificación económica china explicó que Pekín ha lanzado un programa de "reformas estructurales del lado de la oferta", en respuesta a la ralentización de la economía nacional.

Estas reformas buscan, según Xu, "corregir la distorsionada distribución de factores y expandir una oferta efectiva, mejorar su calidad para que alcance las necesidades del público general".

Dentro de este programa, Xu avanzó que las prioridades serán eliminar los excesos de capacidad industrial, dar uso a las viviendas vacías, reducir el endeudamiento de las empresas, rebajar los costes corporativos y corregir los "puntos débiles" de la economía.

"Empezaremos con los sectores del acero y el carbón y, de hecho, tengo que admitir que esto creará algunos problemas para el empleo porque, a medida que se elimina gradualmente su capacidad, la gente ocupada en estos dos sectores tendrá que buscar nuevos trabajos", indicó Xu.

El ministro de planificación reconoció que el riesgo de quiebras de empresas ya "está ahí", dado que algunas compañías están endeudadas y no son solventes.

"Hay algunas quiebras, no es algo malo, porque es una advertencia que recordará a los empresarios que tienen que prestar más atención a los riesgos, porque han de saber que el Gobierno no los rescatará siempre cuando estén en dificultades", advirtió.

El responsable de la Comisión Nacional de Reforma y Desarrollo instó a los gobiernos locales a buscar planes de viabilidad para evitar el cierre de las empresas y, a las compañías, a destinar parte de sus ingresos a los pagos de sus deudas.

Por otra parte, Xu dijo que el Gobierno chino dejará de construir vivienda social y, en su lugar, comprará residencias comerciales ya edificadas y venderlas a precios asequibles a aquellos que las necesiten, a fin de dar salida al abultado inventario inmobiliario.

Además, anunció que Pekín está elaborando una estrategia para reducir los impuestos a las empresas y así impulsar la transformación de los manufactureros tradicionales y potenciar las nuevas industrias.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.