El crecimiento mundial se basará en modelo asiático, según economista de EEUU

El profesor estadounidense Dale W. Jorgenson ha defendido hoy que el paradigma económico mundial se basará en el "modelo asiático de crecimiento", centrado en la globalización" y en la inversión de capital humano, "en vez de en un crecimiento rápido de la productividad".

En la sesión de investidura como doctor honoris causa por la Universidad de Valencia, Jorgenson ha destacado que la economía mundial experimenta una transformación total y que el crecimiento económico mundial se ha acelerado durante el siglo XXI.

El equilibrio de la economía mundial en el siglo XXI se está trasladando rápidamente de las economías industrializadas, lideradas por Europa, Japón y los Estados Unidos, a las economías emergentes de Asia, especialmente China e India, según el economista.

Estos cambios originando un nuevo orden económico mundial en el que China supera a los Estados Unidos, que ha sido la mayor economía del mundo a lo largo de todo el siglo XX, e India ya ha alcanzado a Japón en el tercer lugar de la economía mundial.

Jorgenson también ha indicado que aunque continuará habiendo un crecimiento más rápido y las economías industrializadas líderes "crecerán a un ritmo menor que la economía mundial", China e India crecerán a un paso más rápido.

Dale W. Jorgenson (Montana, Estados Unidos, 1933) es profesor y doctor en Economía por la Universidad de Harvard; ha impartido docencia en la universidad de California, Berkeley, y ha presidido la American Economic Association del National Research Council, la Econometric Society y la sección de Ciencias Económicas de la National Academy of Sciences.EFECOM

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.