El comercio minorista se recupera a menor ritmo que la economía de Barcelona

La recuperación del comercio de la ciudad de Barcelona se sitúa en márgenes negativos y se presenta "mucho más lenta" que la del conjunto de la economía global de la capital catalana, según los resultados del último Indicador del Comercio de Barcelona (IcoB).

En la presentación del informe, el catedrático de Mercadotecnia de ESADE y autor del estudio, Josep-Francesc Valls, ha explicado que la facturación acumulada del comercio de proximidad en 2015 ha caído un -0,2 % respecto al 2014, mientras que el decrecimiento de los tiques de caja ha sido del -0,7 % en el último año.

En este sentido, el presidente de la Fundació Barcelona Comerç, Vicenç Gasca, ha asegurado que estos resultados confirman que las estadísticas oficiales, que indican que la economía está creciendo, no se reflejan en el bienestar de las familias, que siguen teniendo rentas débiles y un poder adquisitivo bajo.

Este trabajo de análisis económico del comercio de Barcelona estudia de forma regular los datos reales de la actividad comercial de la ciudad, desde la media de facturación, la afluencia de visitantes o la estrategia de descuentos, entre otros.

Por otro lado, el estudio, basado en el análisis de 617 establecimientos repartidos en los distintos ejes de la ciudad, constata que las campañas de animación comercial como el Black Friday, Hoy empieza Navidad o el Cyber Monday han tenido mejores resultados que en el año anterior, con crecimientos del 1,2 %, 0,1 % y 0,2 %, respectivamente.

A pesar de estos datos positivos, Gasca ha lamentado que estas promociones impacten negativamente en el margen de beneficios de los comercios, que deben asumir el coste del descuento ofrecido.

En este sentido, Valls ha señalado que casi un 65 % de los comerciantes asume el 100 % de estos costes, mientras que en menos del 4 % de los casos son los proveedores quienes los sufre en su cuenta de resultados.

El regidor de Comercio del Ayuntamiento de Barcelona, Agustí Colom, también presente en el acto, ha indicado que el consistorio está trabajando en distintas medidas para fomentar el comercio de proximidad, en campos como los horarios comerciales, la creación de una central de compras para reducir costes o crear mecanismos de fidelización de los clientes.

Así, Colom ha apuntado que se está estudiando la posibilidad de trasladar la apertura de domingos, hasta ahora en verano, a los meses de mayo y octubre, con tal de favorecer a los pequeños comerciantes y pasarlos de 10, a 4 domingos.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.