El CES alerta de un "desacoplamiento" entre la productividad y los salarios

El Consejo Económico y Social ha alertado de que se está produciendo un "desacoplamiento" entre la evolución de la productividad, que aumenta, y la remuneración de los asalariados, que "tiende a estancarse".

En su "Memoria anual sobre la situación socieoeconómica y laboral de España 2017", el CES apunta que la remuneración de los asalariados crece a tasas "sensiblemente inferiores" a las del excedente bruto de producción, por lo que las rentas del trabajo tienden a perder importancia económica a largo plazo.

Frente a esta situación, el Consejo considera que un aumento de salarios es "importante" para afianzar la recuperación económica, al tiempo que subraya que la ganancia de competitividad exterior ha venido del ajuste de salarios cuando debería hacerlo de la productividad.

Asimismo, también ve con preocupación que la recuperación del mercado de trabajo amplíe la brecha de género, mientras persiste el paro de larga duración y el juvenil continúa en tasas muy elevadas.

Con respecto a la vivienda, el CES cree que el aumento en la creación de hogares requiere obra nueva, aunque se ha incrementado el esfuerzo que los jóvenes tienen que hacer para acceder a una vivienda adecuada, lo que retrasa su emancipación.

Añade que la subida de los alquileres "reabre el debate sobre la suficiencia del parque de vivienda", al tiempo que subraya que el número de inmuebles de alquiler social es "claramente insuficiente".

Además, muchos hogares tienen "problemas" para afrontar los gastos de energía y estima "preocupante" el bajo uso avanzado de internet en empresas pequeñas, lo que conduce a desigualdad.

En términos más generales, el CES considera que la economía española sufre desequilibrios por sus altas tasas de desempleo, la segmentación del mercado de trabajo, el aumento de la desigualdad en la distribución de la renta o el elevado nivel de deuda pública.

Los riesgos para el crecimiento, en su opinión, incluyen la eventual retirada de estímulos monetarios, la puesta en marcha de políticas proteccionistas o el precio del petróleo dada la dependencia energética de España.

En materia social, el Consejo destaca que queda un "amplio camino" para superar las secuelas sociales de la crisis, que avanza más lento que el económico, como reflejan los indicadores de igualdad o de hogares con ingresos por debajo del umbral de pobreza.

Reclama así estrategias para revitalizar el mundo rural y avanzar hacia una sociedad más igualitaria en materia de género, al tiempo que alerta de la vulnerabilidad de los hogares formados por personas extranjeras.

"En contraste con la magnitud de estos retos" el CES observa una "escasez de iniciativas normativas y políticas" para atajarlos.

La memoria también aborda los problemas en educación, ya que una cuarta parte de los hogares tiene dificultades para pagar los servicios educativos, y en sanidad, ya que la lista de espera para intervenciones quirúrgicas se situó en una media de 104 días, 20 más que en 2016.

Ni este artículo, ni sus datos, ni su contenido multimedia o relacionado constituyen recomendación alguna o estrategia de inversión. Inversor Ediciones, SLU (incluyendo a sus profesionales, colaboradores y proveedores) declina cualquier responsabilidad relacionada con el uso que usted dé a los contenidos publicados por finanzas.com y/o la revista INVERSIÓN.